Audi presentará la nueva generación de su tecnología Audi OLED en la 13ª edición del Simposio Internacional sobre Iluminación Automotriz (ISAL 2019), que dará comienzo el próximo 23 de septiembre en Darmstadt (Alemania). La nueva tecnología de iluminación de la marca permite mayores posibilidades de personalización y también hace posible la comunicación con el entorno utilizando las luces del vehículo.

La tecnología OLED (diodos orgánicos emisores de luz) de Audi entró en producción por primera vez en las ópticas traseras del Audi TT RS, en 2016. A diferencia de otras fuentes de luz puntuales, como los LED fabricados a partir de cristales semiconductores, los OLED son fuentes de luz planas, que alcanzan nuevos niveles de homogeneidad y permiten una atenuación continuamente variable.

Las luces emitidas con esta tecnología no proyectan sombras, ni requieren reflectores, guías de luz o componentes ópticos. Esto es lo que hace que los OLED puedan dividirse en segmentos más pequeños, que pueden proporcionar diferentes niveles de brillo. La tecnología OLED también permite generar efectos de animación, como los que ofrecen los modelos Audi al abrirse o cerrarse.

La nueva etapa de desarrollo, la tecnología OLED digital, se dará a conocer en el congreso de iluminación automotriz ISAL 2019. Los modelos Audi presentan actualmente hasta cuatro segmentos de luz para conseguir un diseño específico, pero la nueva tecnología OLED digital permitirá personalizar libremente los grupos ópticos traseros. Esto implica dividir las fuentes de luz OLED en más de 50 segmentos, que pueden activarse y regular su brillo individualmente y de forma continua, según sea necesario. De esta forma, los diseñadores de Audi pueden crear una amplia variedad de diseños de iluminación utilizando el mismo hardware.

Además de las posibilidades que ofrece a nivel estético, esta nueva tecnología también puede utilizarse como elemento de comunicación entre los vehículos y el entorno, por ejemplo, mostrando símbolos predefinidos para alertar a otros usuarios de la carretera de la presencia de hielo o de un atasco en el tráfico.