"Con el establecimiento de la 'joint venture' Schaeffler Paravan Technologie, Schaeffler se ha posicionado de manera óptima para el futuro", explica Matthias Zink, CEO de Automotive OEM en Schaeffler. “Queremos desempeñar un papel decisivo en la configuración de la movilidad del futuro con tecnologías clave como Space Drive y el innovador concepto de vehículo Schaeffler Mover. Estamos en el camino correcto para convertirnos en un integrador líder de sistemas de chasis".

Los ingenieros se están centrando cada vez más en tecnologías como Space Drive, que tienen licencia para uso en carretera y cumplen con las normas de seguridad funcional. "El inicio de la producción en serie de este sistema está previsto para 2021", agrega Matthias Zink. “Ya hemos comenzado proyectos específicos con numerosos clientes que implementarán los componentes utilizados en el Schaeffler Mover, como los Módulos de esquina inteligente Schaeffler o la propia tecnología Space Drive. Todo este proceso nos posiciona como integrador de chasis, que suministra unidades y sistemas de control de unidades a integradores de vehículos de nivel superior".

A principios de septiembre, Schaeffler firmó un acuerdo de inversión con la provincia china de Hunan, dentro de su estrategia de apoyar y facilitar la conducción autónoma en China utilizando las tecnologías de Schaeffler. Según el acuerdo, ambas partes desarrollarán conjuntamente un ecosistema de movilidad para vehículos inteligentes en la ciudad de Changsha. El papel de Schaeffler en el proyecto girará en torno al desarrollo posterior de su Space Drive, una tecnología clave para la conducción autónoma, además del Schaeffler Mover, el concepto de movilidad que incluye la tecnología Schaeffler Intelligent Corner Module.

Además, Schaeffler planea establecer una nueva sede de I+D en la provincia de Hunan. Este será el segundo centro de I+D operado por Schaeffler Greater China y se centrará en el desarrollo de tecnologías para los vehículos inteligentes del mañana.

schaeffler space driver 2

Cabe destacar, por otro lado, que el Audi R8 LMS GT3, que compite en el DMV Gran Turismo y Touring Car Cup (DMV GTC), está equipado con el sistema de conducción por cable Space Drive e hizo su debut en la carrera en el final de la temporada DMV GTC en Hockenheim a fines de octubre, finalizando en los primeros puestos. El coche, que forma parte del equipo Phoenix Racing y tiene a sus mandos al ex piloto de Fórmula 1 Markus Winkelhock, prescinde de toda conexión mecánica entre la unidad de dirección y el mecanismo de dirección. Además, ha sido el primero de este tipo en la historia de las carreras en recibir la aprobación de la Federación Alemana de Deportes de Motor (DMSB).