Tenneco anunció hace escasos días que suministra su suspensión inteligente Monroe como parte de la opción de suspensión adaptativa en la nueva Serie 3 de BMW. Indicar que dicha tecnología se ha diseñado para responder a condiciones cambiantes de la carretera en cuestión de milisegundos y adaptar la conducción a las preferencias del conductor para que sea más dinámica o confortable.

En opinión del Grupo BMW, los amortiguadores semiactivos variables continuos (CVSAe) del sistema de suspensión adaptativa ayudan al equilibrio en caso de carreteras desiguales y vibraciones del terreno en el modo de confort, al tiempo que unos ajustes más tensos de la amortiguación en el modo deportivo crean una sensación más dinámica.

En este sentido, el modo deportivo plus permite a los conductores dominar giros cerrados precisos y mayores velocidades al tomar las curvas. Los conductores, no en vano, pueden variar entre ajustes de suspensión pulsando el botón de control 'Driving Experience'.

Los sensores que hay en los amortiguadores CVSAe y el sistema de dirección transmiten datos continuamente sobre las condiciones de la carretera y la situación de la conducción a un ordenador a bordo, que después ajusta los amortiguadores en tiempo real para lograr el mejor rendimiento en cada uno de los tres modos de suspensión seleccionados.

Emilio Orta, vicepresidente primero de Tenneco de Ride Performance, confiesa que están entusiasmados por la elección de la suspensión inteligente Monroe como opción para la nueva generación del modelo de BMW Serie 3, “ya que es el primer sedán deportivo compacto de lujo de su categoría que ofrece nuestra tecnología semiactiva avanzada”.

“La tecnología de suspensión inteligente Monroe puede añadir valor en todas las categorías de vehículos, lo que también demostraron las pruebas con consumidores de Tenneco”, expone acto seguido.