Herbert Diess, CEO del Grupo, afirma que “Volkswagen está implementando su ofensiva eléctrica de forma consistente. Estamos orientando la compañía hacia la movilidad limpia. Así, también garantizamos las perspectivas sostenibles para el futuro de ambas plantas”. En la reunión de trabajo celebrada recientemente en Emden, el responsable de Recursos Humanos del Comité Ejecutivo, Gunnar Kilian, describió los principios del proyecto a los trabajadores.

Según estos planes, Emden ya producirá vehículos eléctricos de 2022 en adelante, mientras que en Hanover, es probable que, a partir de 2002, modelos de la familia ID.Buzz1 propulsada por electricidad, junto con vehículos de propulsiones convencionales. La producción de los modelos que actualmente se fabrican en ambas fábricas se va a trasladar por fases a otras plantas del Grupo, en el marco del fortalecimiento de la ofensiva eléctrica.

Para las plantas de Emden y Hanover, se ha acordado una garantía de empleo hasta 2028 para la fase de transformación

Gunnar Kilian apunta que esto proporciona seguridad para los trabajadores durante la transformación. “Sin embargo, en la fabricación de un vehículo eléctrico hay menos fases de producción involucradas, por lo que en última instancia serán necesarios menos trabajadores. Ante esta situación, hemos acordado con el Comité de Empresa que el actual volumen de empleo se adaptará de un modo socialmente compatible a lo largo de la curva demográfica, sobre todo mediante el atractivo programa de prejubilación parcial de Volkswagen".

Por su parte, el presidente del Comité de Empresa de la planta de Emden, Manfred Wulff, ha declarado que "la garantía de empleo hasta 2028 dará seguridad a los trabajadores y sus familias, ya que la transición hacia la movilidad eléctrica ofrece claras perspectivas de futuro. Finalmente, se han cumplido los requisitos marcados por el Comité de Empresa. Con ello, seremos capaces de dejar nuestra planta preparada para el futuro en términos de empleo, protección medioambiental y viabilidad económica".

En el futuro, no será posible proporcionar empleo a largo plazo para los trabajadores temporales de la planta de Emden, ni ofrecerles contratos indefinidos. "Todos sabemos que una reubicación a largo plazo a otro sitio de trabajo nunca es un paso fácil", afirmó Kilian, para añadir que "para Volkswagen, es importante ofrecer a todos los trabajadores temporales unas perspectivas de empleo a largo plazo dentro del Grupo. Es por ello que podemos ofrecer contratos de trabajo indefinidos en las plantas de Porsche en Zuffenhausen, Ludwigsburg y Sachsenheim, y, en principio, también en la planta de Volkswagen en Kassel".