Liqui Moly lanza por primera vez un anuncio de televisión en España. Con esta acción se quiere reforzar la presencia del fabricante en el mercado español. “Liqui Moly ya es marca reconocida en todo el sector de la posventa (talleres, tiendas y grandes distribuidores). Pero muchos automovilistas aún no saben todo lo que podemos ofrecer”, dice Matthias Bleicher, CEO de Liqui Moly Iberia. “Es el momento y la hora de cambiarlo y llevar la marca a otro nivel”, añade.

El anuncio de televisión se transmitirá cientos de veces en “prime time” en los principales canales de televisión y se trata de la mayor inversión publicitaria jamás realizada por Liqui Moly en España. El spot en sí destaca por su minimalismo. “No queríamos contar una historia o pintar el mundo de color rosa”, dice Sadhna Monteiro, directora comercial y de marketing de Liqui Moly Iberia. “Nos limitamos a lo esencial, que es nuestra marca y lo que ofrecemos. Nada más y nada menos”.

Monteiro añade que “mientras otros fabricantes están recortando sus presupuestos, nosotros pisamos fuerte el acelerador, sobre todo, después de un año de fuerte crecimiento. Por ello, aprovechamos para reinvertir en el negocio, potenciando la visibilidad y la comunicación”.

Liqui Moly tiene como estrategia reforzar la inversión en un año en que la mayoría de las compañías se han retraído. El objetivo es generar la mayor visibilidad posible, llegando de forma masiva al consumidor provocando un aumento de la demanda y ayudando directamente a toda nuestra cartera de clientes. “Estamos convencidos de que con esta campaña se generará una demanda sin precedentes de todos nuestros productos, que tendrá un fuerte impacto en el negocio de toda nuestra red de distribución”, explica José Pereira, gerente comercial de Liqui Moly Iberia.

“Este paso es muy importante en términos de estrategia, notoriedad, posicionamiento de marca y, sobre todo, apoyo a nuestros clientes. Es una decisión fundamental para impulsar aún más el fuerte crecimiento de Liqui Moly en el mercado español y llevar la marca a otro nivel en el camino hacia el liderazgo. Por la experiencia que tenemos en otros países con este tipo de acciones, sabemos que habrá un antes y un después de esta campaña”, comenta Cláudio Delicado, responsable de comunicación estratégica de Liqui Moly Iberia.

En los 150 países donde la marca está presente, España es uno de los pocos donde cuenta con una sucursal propia (Liqui Moly Iberia). Desde allí, se gestiona una red de distribución con los más grandes y importantes distribuidores del mercado en los distintos segmentos (turismos, vehículo industrial, motos, náutica, industria, agricultura, jardín o bicicletas) llevando el producto a todos los rincones del país, a través de puntos de venta y talleres especializados.

“Con esta acción estamos ofreciendo una gran oportunidad al mercado y además es un hecho comprobado: quien tenga disponibilidad y abundancia de producto hará crecer exponencialmente su negocio. Es el momento perfecto para que todos aquellos distribuidores, tiendas y talleres refuercen su compromiso con nuestra marca y puedan sacar el mayor beneficio de esta campaña”, enaltece Matthias Bleicher.

La actual campaña televisiva comenzará el miércoles 9 de diciembre y se extenderá hasta el 23 de diciembre.