Lizarte ha emitido un comunicado oficial en el que afirma que “ante las adversas condiciones actuales, tenemos el deber y la determinación de garantizar el máximo nivel de servicio posible a nuestros clientes”.

En este sentido, la compañía navarra informa de que “por el momento, y mientras podamos garantizar la seguridad sanitaria de nuestros empleados, estamos trabajando con normalidad y totalmente operativos”.

Lizarte está ejecutando un plan de contingencia de suministro que pasa, según explica, “por una mayor producción y envío de material a nuestros almacenes en todos los países para garantizar el suministro a nuestros clientes”. “Si las condiciones del entorno exigen que tomemos nuevas medidas, las pondremos en su conocimiento de manera inmediata”.