Daniel Oliver Bultó, fundador y administrador de Lobito Life, y Miguel Valldecabres, CEO de QEV Technologies, han firmado un acuerdo mediante el cual la empresa tecnológica QEV Tech, con sede en Barcelona, se convierte en el partner tecnológico de Lobito. El objetivo de esta asociación es crear nuevos productos de movilidad eléctrica e impulsar el crecimiento internacional de la marca.

Lobito produce y comercializa bicicletas eléctricas de alta gama, tanto de montaña como urbanas, y cuenta en su catálogo con patinetes eléctricos, tablas de surf eléctricas y productos creados para disfrutar de la vida y del tiempo libre. Por otra parte, QEV Tech ha desarrollado superdeportivos como el Hispano Suiza Carmen o los Arcfox GT y Zedriv GTxo. Además siguen presentes en la Formula E, habiendo sido campeones del mundo en su primera temporada.

Mientras que QEV Tech aportará toda su capacidad técnica y de innovación, Lobito establece su marca para desarrollar productos de movilidad eléctrica relacionados con el ocio y “lifestyle”. Una vez diseñados y desarrollados, los vehículos se producirán en serie en una de sus fábricas colaboradoras y se comercializarán por el canal de venta directa omnicanal, además de a través de la web oficial de la marca.

Lobito y QEV Technologies trabajarán en la creación y desarrollo de nuevos productos que ya están marcha. En los próximos años llegará la moto de trial eléctrica, el scooter eléctrico y un coche playero personalizable “Baby-Roadster”, además de nuevas tablas de surf eléctricas y una gama de ebikes diferenciales, desde las e-MTB actuales para adultos hasta el modelo “e-CHISPA”, enfocado al público infantil.

Lobito ha sido creada por el ex piloto de motociclismo Daniel Oliver Bultó, triple campeón de España de Velocidad de Motociclismo y subcampeón de Europa de Superbikes, y nieto del recordado Paco Bultó, cofundador de Montesa y fundador de Bultaco. El nombre de la empresa, “Lobito”, es un homenaje al icónico modelo que la marca comenzó a comercializar a finales de los años 60.