Un taller mecánico, recalca Loctite en un artículo que les adjuntamos íntegro y recomendamos, es un espacio de trabajo en el que se está expuesto a ciertos riesgos, pues no en vano se manejan herramientas cortantes, piezas pesadas y productos abrasivos y/o tóxicos.

 

Por ello, seguir buenas prácticas de seguridad en el taller es básico, no solo para minimizar los riesgos, sino también para mejorar la respuesta en caso de ocurrir cualquier percance.