Loctite, en el siguiente artículo que les adjuntamos íntegro, responde a algunas de las preguntas más planteadas para ofrecer más información sobre este sistema.

Se trata de una mezcla de gas butano y propano que se utiliza como carburante en el sector de la automoción. Se pueden obtener casi los mismos rendimientos que con la gasolina, y la pérdida de potencia apenas es de un 3%, salvo que encendamos el aire acondicionado.

Su rendimiento es prácticamente idéntico que el de la gasolina, pero su precio es mucho más bajo (unos 0,7 euros el litro). De este modo estaríamos pagando menos de la mitad por las mismas prestaciones, lo que supone un ahorro muy importante.