Loctite, en línea con su compromiso de innovación, renueva sus productos anaeróbicos. Así, la nueva fórmula del sellador de roscas Loctite 577 proporciona mayor resistencia térmica y mejores prestaciones en metales pasivos.

Además, el formador de juntas mejorado Loctite 518 ofrece ahora mayor flexibilidad y adhesión, gracias a los componentes de su nueva formulación.

Las claves del éxito de la firma residen en su fuerte apuesta por el I D i, mediante productos que actualmente se comercializan en más de 80 países alrededor del mundo.

Loctite, de hecho, es una referencia mundial en el mercado de adhesivos y selladores, y proporciona soluciones de mantenimiento para todas las operaciones de adhesión, sellado, limpieza, lubricación, protección y reconstrucción de superficies.

Su compromiso con la innovación asegura el desarrollo de nuevas tecnologías que garantizan soluciones cada vez más avanzadas. En este sentido, productos como Loctite 518 o Loctite 577 son fruto de la apuesta de la marca por la innovación.

La marca ha desarrollado una nueva fórmula innovadora para el formador de juntas Loctite 518 que cura incluso cuando la superficie está ligeramente contaminada, ofreciendo mayor flexibilidad y adhesión además de mejores prestaciones en metales pasivos sin la aplicación de un activador.

La nueva fórmula tolerante a ligeras contaminaciones de aceite de Loctite 518 asegura un curado más consistente en condiciones reales de producción y de mantenimiento, mejorando por consiguiente la calidad.

Proporciona, de igual modo, mayor resistencia sobre superficies con contaminantes industriales y bridas de metales pasivos, simplificando los procesos de aplicación y reduciendo los costes. Se han mejorado las propiedades de adhesión de Loctite 518 para permitir diseños más ligeros donde las bridas tengan espesores inferiores, un curado más robusto y mayor durabilidad. Esto hace posible que los montajes se puedan someter a condiciones operativas más severas.

Asimismo, el sellador de roscas Loctite 577 brinda mayor tolerancia a aceites, resistencia térmica incrementada y un curado más robusto en metales pasivos. Su nueva formulación da mejores prestaciones en condiciones reales de producción y de mantenimiento, asegurando un curado más consistente sobre superficies contaminadas.