“Cada vez más conductores le dan importancia al hecho de que el coche piense y, a veces, incluso que les ayude a conducir”, destaca Dirk Hoheisel, miembro del Consejo de Administración de Bosch. Y es que el hecho de que los sistemas de ayuda al aparcamiento sean los más populares en nuestro país, está en consonancia con los resultados del reciente estudio realizado por Bosch (en base a los datos de JATO Dynamics) sobre la percepción de la conducción automatizada.

Los sistemas de asistencia al aparcamiento se encuentran en el primer puesto en las cuotas de instalación en España, con un 53,8%, mientras que el segundo lugar lo ocupan los sistemas de frenada automática de emergencia: el 31% de los turismos registrados en España en 2017 (casi 1,235 millones) estaban equipados con este sistema.

Al igual que en España, los asistentes de aparcamiento y los sistemas de frenada automática de emergencia son cada vez más populares en otros países europeos

Además de la asistencia al aparcamiento y a la frenada, las funciones de ayuda al mantenimiento del carril y de detección de señales son cada vez más comunes, según refleja el estudio de Bosch. Un 30% de los coches nuevos vendidos el pasado año equipaba un sistema de ayuda al mantenimiento del carril, algo muy importante teniendo en cuenta que los accidentes por salidas de vía suponen casi una tercera parte del total de accidentes en nuestro país, donde las distracciones y la fatiga son la causa principal. Un 20,8% de los coches nuevos matriculados el pasado año incorporaba, además, sistemas de detección de señales, mientras que un 20,5% disponía de un sistema de iluminación inteligente para facilitar la conducción nocturna.

La cuota de instalación de los sistemas de asistencia al aparcamiento en España (53,8%) es inferior a la del resto de países europeos, a excepción de Italia y Rusia. En este tipo de sistemas, Francia está a la cabeza con un 85% de equipamiento, mientras que Italia ocupa el último lugar con un 44%. En la frenada automática de emergencia, la cuota en España (31%) es bastante inferior a la de países como Bélgica o Alemania (54%) y similar a la de Francia (31%) e Italia (30%). La tasa en Rusia es sólo del 6%. Respecto a los sistemas de ayuda al mantenimiento del carril, España (30%) está ligeramente por debajo de la mayoría de países europeos y sólo por delante de Italia (27%) y Rusia (6%).

grafico adas bosch

Los sistemas de asistencia al conductor ayudan a prevenir accidentes o incluso a salvar vidas. De ahí que Bosch esté desarrollando una gama cada vez más amplia de sistemas que protegen a los usuarios de la carretera y alivien el estrés de los conductores. Con el desarrollo técnico constante de los sistemas de asistencia al conductor, la compañía está creando también las bases técnicas para la conducción automatizada del futuro, con sensores de entorno e inteligencia artificial, y gestión electrónica de la frenada, la propulsión y la dirección.