Mercedes-Benz ha comenzado a construir una nueva fábrica de baterías en la sub-fábrica de Brühl, que forma parte del complejo de Untertürkheim, donde ya se producen los motores híbridos y de célula de combustible.

Con esta nueva sub-fábrica, Mercedes-Benz Untertürkheim avanza en su transformación hacia una fábrica de alta tecnología en movilidad eléctrica. Para finales de la década, Mercedes-Benz Cars producirá baterías de alta eficiencia para sus futuros vehículos eléctricos EQ.

Esta sub-fábrica de Brühl, de 12.000 metros cuadrados y neutra en emisiones de carbono, tendrá un papel muy importante en la red de producción mundial de baterías de Mercedes-Benz Cars, que comprende un total de nueve fábricas en siete lugares distintos repartidos por tres continentes. Mercedes-Benz Cars está invirtiendo más de 1.000 millones en esta red mundial de producción.