Metalcaucho, empresa catalana especializada en la fabricación de piezas de caucho y metal para el automóvil, ha nombrado como nuevo director general a Josep Grañó, que se ha incorporado también al consejo de administración de la compañía.

Grañó llega a Metalcaucho tras once años al frente de la división de Harley-Davidson en España y Portugal, en una incorporación enmarcada dentro de la estrategia de expansión internacional y ampliación de gama de producto. Recordemos la entrada de capital por parte de Abac Solutions el pasado mes de julio.

 

Paralelamente a este nombramiento, Metalcaucho refuerza su equipo de gestión con un nuevo director financieron, Albert Fisa, un responsable de operaciones, Jordi Llobera (procedente de Abengoa) y un encargado de desarrollo del negocio y adjunto a la dirección, Enrique Garcia, anteriormente en Gas Natural.

Fundada en 1987, Metalcaucho originalmente se estableció en Barcelona con el objetivo de fortalecer las actividades de un grupo de pequeñas fábricas, que se encontraban en sus proximidades dedicadas a la moldura de goma, metal y detalles de plástico.

La firma desde su creación ha mostrado un claro crecimiento en todos los segmentos de mercado y, además de ser una referencia en el mercado nacional, también lo es a nivel internacional.

El pasado año alcanzó una facturación de unos 40 millones de euros, de los que el 60% corresponde a sus exportaciones a más de 20 países. Cuenta con unas instalaciones de más 12.000 m2 en Barcelona, una gama de productos de más de 7.000 referencias y cerca de 1.200 clientes.