Limpiar las piezas de las máquinas forma parte del día a día de cualquier taller o imprenta. Desde que existen los limpiadores de piezas, dicha tarea se ha vuelto más sencilla para los trabajadores, pero las máquinas lavapiezas convencionales pueden perjudicar la salud de sus usuarios.

 

Los limpiadores de piezas desengrasantes que se usan en muchos sitios cuentan con disolventes que contienen toluol, xileno o tricloroetano entre otras sustancias peligrosas. Al usar el cepillo de estas máquinas, los dedos podrían entrar en contacto con el disolvente provocando heridas en la piel. También es peligroso inhalar los vapores que desprenden estas máquinas.

Por ello, MEWA decidió ofrecer la máquina lavapiezas Bio-Cicle respetuosa no solo con la salud de los trabajadores sino también con el medio ambiente y que cumple su función de manera efectiva. MEWA Bio-Cicle se diferencia de otros limpiadores de piezas:

- Usa un líquido limpiador sin disolventes ni compuestos orgánicos volátiles, es decir, no usa sustancias perjudiciales para la salud.
- Contiene microorganismos naturales que degradan biológicamente las grasas y los aceites.
- Capacidad de limpieza constante y a largo plazo.
- Cumple con los requisitos legales
- Contribuye a la seguridad laboral de los empleados.

Existen dos versiones de la máquina lavapiezas MEWA Bio-Cicle, una Maxi y otra Mini. La Maxi destaca por su gran capacidad de carga, de hasta 220 kg. La pequeña porque se desliza con mucha facilidad gracias al carro integrado con dos ruedas fijas y dos móviles.

El sistema de lavapiezas MEWA es un servicio integral que incluye cambio de filtros, reposición del líquido limpiador y recambio de piezas desgastadas. Por tanto, la firma ofrece no solo una máquina lavapiezas, sino un servicio completo para que el cliente no tenga que preocuparse de nada.