Wulf Gaertner Autoparts AG, bajo su marca Meyle, amplía su surtido de filtros de combustible 'Made in Germany' con diversas aplicaciones para Audi, Seat, BMW y Mini. Los filtros se fabrican en Alemania conforme a las especificaciones de las fábricas. De esta forma, los talleres pueden emplear, en los trabajos periódicos de mantenimiento, recambios de alta calidad.

 

El programa incluye diez nuevas referencias de filtros de combustible Meyle 'Made in Germany' para más de 370 modelos. Los componentes tienen durante toda su vida útil una gran resistencia a los biocombustibles y a otras influencias ambientales.

Sin duda, una prueba de estanqueidad de estas referencias con gas helio garantiza el funcionamiento impecable de todos los filtros de combustible Meyle que salen de fábrica.

Recordemos que si un filtro no es mantenido periódicamente se puede obstruir y puede afectar considerablemente el paso de combustible. Esto repercute en una reducción de la potencia del motor y, en casos extremos, puede dar lugar a que el flujo de combustible cese por completo.

Para los trabajos de mantenimiento, los talleres pueden recurrir ahora, en el amplio surtido de filtros de combustible Meyle, a casi 200 artículos para unos 11.250 modelos.