Con la progresiva vuelta de la actividad, Michelin ha adecuado los puestos de trabajo a la nueva normativa con estrictos protocolos de seguridad para que los empleados puedan desempeñar su labor sin poner en riesgo la salud. Además, la compañía se suma a la lucha de la sociedad española contra la situación de crisis sanitaria provocada por el coronavirus, mediante la donación de más de 400.000 mascarillas quirúrgicas.

Entre los beneficiarios de estas donaciones se encuentran instituciones públicas de distintas zonas donde Michelin tiene instalados sus diferentes centros de operaciones en España. Es el caso de la Junta de Castilla y León en Valladolid y Burgos; las Diputaciones Forales de Álava y Guipúzcoa, los Ayuntamientos de Lasarte-Oria (Guipúzcoa), Tres Cantos (Madrid) e Illescas (Toledo); o la Junta de Andalucía en Almería.

El destino final será, en la mayoría de los casos, las residencias de mayores, centros tutelados de menores, centros de acogida de víctimas de violencia de género, centros de atención a discapacitados y centros de día, entre otros. La donación de mascarillas también incluye varias ONGs y otras instituciones como Cruz Roja, Asociaciones de Familiares de Alzheimer, Aspace, Alcer, entre otras, así como a diferentes clientes del Grupo Michelin de España y de Portugal.

Además de estas donaciones, Michelin sigue dotando de material de seguridad a sus empleados. Para ello, ha implementado talleres específicos en las fábricas de Aranda de Duero, Valladolid y Vitoria, encargados de la confección interna de mascarillas higiénicas. Una vez se estabilice la línea de trabajo, Michelin estará en disposición de producir cerca de 10.000 mascarillas al día en sus centros, destinadas al autoabastecimiento.