Midas ha presentado un plan de expansión, nunca antes afrontado por la compañía hasta la fecha, como “una oportunidad de mejorar su modelo de negocio, así como su flexibilidad, enriquecimiento y fortalecimiento”. El objetivo es convertirse en una red de talleres “fuerte, atractiva, competitiva y rentable”, para así alcanzar los 240 centros en el año 2023.

“Es un reto y un orgullo poder afrontar un plan de expansión tan exigente y ambicioso como este, con el objetivo de seguir siendo un referente dentro del sector. Este plan, desde luego, implicará tanto a la compañía como a toda nuestra red de franquiciados a lo largo de todo el territorio español, buscando oportunidades y candidatos idóneos, tanto en ciudades como poblaciones de menor tamaño”, señala Vicente Pascual, director de Expansión de Midas.

La cadena presenta una propuesta de plan de expansión, asentado en tres modelos diferenciados: conversión de talleres de coches o moto, aperturas de nuevos talleres y talleres autorizados.

  1. El primer modelo de conversión de talleres va dirigido a todos aquellos talleres en activo que quieren dar un salto de calidad, mejorar su rentabilidad y diferenciarse de la competencia, lo que supondrá un crecimiento de hasta el 25% en ventas, gracias a los nuevos clientes que Midas aportará, así como los acuerdos de flotas y colaboraciones, y a una mejora en el margen comercial gracias a las condiciones de logística y compra que ofrece la marca. El modelo de conversión de talleres de moto pone el foco en el mismo público objetivo que el anterior, pero centrado en las dos ruedas y orientado al autoempleo.
  2. Las aperturas de nuevos talleres, el modelo tradicional de expansión de Midas, se centra en la búsqueda de poblaciones y candidatos donde la marca considera que es interesante y rentable abrir un nuevo taller.
  3. El modelo licencia está orientado a talleres ubicados en poblaciones de menor tamaño que pretendan incorporarse a una red de talleres con un coste muy ajustado. Dentro de este modelo, no será necesario que los talleres modifiquen su fachada, ya que la compañía se encargará de aportar una placa de Taller Autorizado Midas. A pesar de no ofrecer todas las ventajas del modelo tradicional, sí proporciona la inclusión del taller con geolocalización en la web de Midas, así como acceso a la central de compras, al sistema informático e-midas.net y acuerdos de flotas, entre otros.

Recientemente, la compañía arrancó un proceso de transformación de su red internacional hacia la nueva movilidad con la presentación y apertura de Midas City, un centro que supone una evolución del concepto de taller tradicional, adaptado a las Smart Cities, y que eligió España como país piloto, en concreto la ciudad de Madrid, debido a los cambios regulatorios que ya se están aplicando en las distintas ciudades españolas.

Este proceso de transformación y expansión comenzó su recorrido a finales del año anterior, con la presentación de su nueva imagen y su apuesta por la digitalización del sector a través de su nueva web, orientada a dar respuesta a todas las demandas digitales y necesidades del vehículo que ha visto sus frutos durante la crisis sanitaria.