El consejero director general y vicepresidente de las Operaciones Industriales de Nissan en España, Frank Torres, y la consellera d'Ensenyament de la Generalitat de Catalunya, Irene Rigau, sellaron un acuerdo de colaboración para promover la formación profesional dual y la formación en centros de trabajo en los siguientes ciclos formativos: carrocería, electromecánica de vehículos automóviles, mecatrónica industrial y programación de la producción en fabricación mecánica.

 

El objetivo es formar profesionales en estos campos y, al mismo tiempo, mejorar la calificación profesional del sector. El acuerdo permitirá implantar esta modalidad formativa en tres centros educativos de Cataluña: Institut La Guineueta (Barcelona), Instituto Esteve Terrades i Illa (Cornellà) e Instituto Mollet del Vallès.

El convenio supondrá que Nissan aportará a los institutos públicos citados vehículos y componentes (nuevos y utilizados en ensayos) para que los puedan emplear en los ciclos de transporte y mantenimiento de vehículos.

El acto incluyó asimismo la entrega de cinco coches de Nissan. Además, unos veinte institutos más de Cataluña han recibido equipamiento del fabricante japonés, como son motores, cajas de cambios, carrocerías, alternadores, componentes eléctricos y tapas de cárter.

En el convenio, Nissan constata que "necesita personas formadas y especializadas para afrontar el crecimiento y la evolución del sector de la automoción, que introduce constantemente nuevos servicios y nuevas tecnologías".

"El talento es uno de los elementos indispensables para garantizar el crecimiento sostenible de la fábrica de Nissan en Barcelona", argumentó Torres, antes de añadir que apostar por una formación académica de calidad es la mejor inversión que podemos hacer, porque es lo que nos garantiza poder desarrollar el talento y esto repercute positivamente en la innovación y la competitividad.

En palabras del dirigente, "es indispensable que los estudiantes tengan una formación adaptada a las necesidades de las empresas: los estudiantes aprenden un oficio y empiezan a perfilar su trayectoria profesional desde el instituto, a la vez que permite a la industria contar con un vivero de profesionales bien formados".

Por su parte, la consellera Rigau subrayó la importancia de la Formación Profesional y, concretamente, de la FP dual, que este año aumentará el número de alumnos, centros, empresas y entidades que participan. La titular d'Ensenyament resaltó, en este sentido, "la necesidad que la FP esté vinculada a la empresa para facilitar la ocupación de las personas".