El desgaste de la correa de distribución, los frenos y el embrague son los principales problemas para la seguridad vial que presentan los coches de más de diez años, asegura Norauto, autocentros especializados en el mantenimiento y equipamiento del automóvil.

 

Norauto señala la correa de distribución, el embrague, la suspensión y los frenos como las piezas clave a vigilar en los coches más viejos, ya que se trata de elementos "fundamentales" cuyo deterioro compromete la seguridad en las carreteras.

La correa de distribución se constituye como una parte vital del motor y es primordial revisar su estado, al igual que los amortiguadores puesto que su desgaste afecta a la distancia de frenado y a la estabilidad. El deterioro en los embragues provocan un efecto "patinaje" y en las piezas de frenado disminuye la capacidad de frenar.

Además, Norauto también señala los tubos de escape como otra de las piezas que frecuentemente suelen presentar fisuras en los coches viejos y matiza la importancia de revisarlos al encargarse de reducir las emisiones de gases a la atmósfera y la contaminación sonora.

Por todo ello, desde Norauto se insta a un mantenimiento responsable de los vehículos, especialmente los más antiguos, para evitar el riesgo de accidentes. En este sentido, subraya que en 2014 la edad media de los automóviles donde se produjeron fallecidos fue de 12,3 años.

Con el objetivo de aumentar la seguridad vial, Norauto lanza un plan de ayuda para el mantenimiento en automóviles de más de diez años. Así, desde el 24 de febrero y hasta el 8 de marzo, Norauto ofrecerá en todos sus centros un 10% de descuento en mano de obra y en piezas de frenado, embragues, suspensión, correa de distribución y escape.