Imprefil, firma de referencia en el segmento de componentes térmicos y de filtración para los mercados industriales y de automoción, distribuye ahora los filtros para diésel y separadores de agua pertenecientes a la gama Fuel Manager, que eliminan tanto las partículas, de 2 a 150 micrones, como el de agua del combustible, y se pueden personalizar para cubrir prácticamente cualquier necesidad.

 

Remarcar que estos filtros son respetuosos con el medio ambiente, pues la sustitución del filtro es seca, por lo que no hay derramamiento de combustible y además no necesita de herramientas.

Generalmente, se pueden añadir diferentes opciones sin necesidad de desmontar el filtro del motor del vehículo, adaptándose a motores desde 10 a 600 CV.

Las cuatro líneas de modelos de filtros de combustible diésel de Fuel Manager son:

FM 1 Series. Dirigida a motores diésel de 10 a 60 CV, con una tasa máxima de flujo de combustible de 95 litros/hora.
FM 10 Series. Enfocada a los motores diésel de 10 a 200 CV, con una tasa máxima de flujo de combustible de 190 litros/hora.
FM 100 Series. Para motores diésel de hasta 350 CV con una tasa máxima de flujo de combustible de 300 litros/hora.
FM 1000 series. Desarrollada para los motores diésel de 250 a 600 CV, con caudales de hasta 680 litros/hora.
En todo caso, las tasas de flujo más altas pueden ser acomodadas mediante la instalación de unidades en paralelo.

Destacar que el respeto al medio ambiente, la personalización de sus productos para adaptarse a cualquier requisito o su alta eficacia son solo algunos de los beneficios de la gama Fuel Manager.