Bosch incluye en su gama correas de transmisión, correas de distribución y kits, siendo adecuada para más del 90% de todos los vehículos europeos y asiáticos. Con el objetivo de dotar a la gama de kits de distribución de una mayor competitividad, la compañía ha decidido un reposicionamiento de los precios, reduciendo una media del 20% el PVP recomendado. La nueva tarifa ha entrado en vigor a partir del 1 de marzo.

Los kits de correa de distribución y bomba de agua de Bosch incluyen todos los componentes para una sustitución rápida y profesional, en una única operación, y con la calidad de equipamiento original. El software de diagnosis Bosch ESI[tronic] guía al mecánico a través de todos los pasos del proceso de reemplazo según cada modelo de automóvil, lo que permite ahorrar tiempo y evitar errores de ensamblaje. Sólo cuando el tensor, las poleas y las correas están perfectamente alineadas, es posible garantizar una transmisión de potencia segura y sincronizada.

Los kits de bomba de agua y correa de distribución de Bosch están disponibles para todos los modelos actuales de vehículos y ofrecen seguridad para el taller, el conductor y el motor, así como una alta fiabilidad gracias a su funcionalidad y a las pruebas de resistencia a las que son sometidos.

El reemplazo regular completo de la correa de distribución garantiza la vida útil y una funcionalidad completa del motor. La correa está continuamente expuesta a esfuerzos mecánicos, químicos y térmicos. Además, las altas velocidades, las vibraciones y los cambios de temperatura someten a este componente a continuos y severos esfuerzos. Por eso, los fabricantes de automóviles especifican intervalos de revisión fijos para las correas dentadas y todas las piezas que están sujetas a desgaste, siendo una práctica estándar reemplazar todos los componentes relevantes con suficiente antelación. Esto ayuda a evitar daños graves a la correa y garantiza una gestión responsable del motor.