Con #PrimerosPasos hemos querido agradecer a las empresas que nos han apoyado comercialmente en estos meses, a la vez que mostrar al sector algunas de las claves de estas compañías para la recuperación. En esta ocasión, Fernando Díaz, codirector general de Olipes, nos explica de manera certera la visión de este fabricante de lubricantes de cara a recuperar la actividad.

“Lo que hemos hecho ha sido contar con nuestros principales clientes y proveedores, analizar los datos, planificar y actuar. La clave es el correcto análisis de las previsiones”, señala. Díaz explica que ellos trabajan en tres posibles escenarios: rápida recuperación, “año perdido” y “escenario de guerra” (aquel en el que la crisis dura más de seis meses).

“En todo el proceso implicamos a empleados, proveedores y clientes. Ello supone actuar en tiempo real en ocho idiomas, con más de 100 personas, y en los 47 países en los que estamos presentes”. El resposable de Olipes incide en la importancia de contar con una buena organización y tecnología y tener coraje para afrontarlo y el mejor equipo. “Esta receta vale para cualquier empresa, sea fabricante, taller o distribuidor. Debes revisar tus cuentas, garantizar liquidez, hacer previsiones de actividad y llamar a clientes y proveedores. Hay quien dice que esta crisis es peor que la de 2006, pero no lo veo así. Ahora hay financiación bancaria, posibilidad de ERTES y de aplazar impuestos. Si tu compañía era rentable antes, lo seguirá siendo ahora”, añade.