Olipes ha habilitado recientemente una zona dentro de su nave logística, separada de la planta de fabricación y de las oficinas centrales, en el que los transportistas que llegan al cuartel general de la entidad en Campo Real (Madrid) tienen un espacio de aseo mientras se lleva a cabo la carga y descarga de los camiones, informan nuestros compañeros de Todotransporte.

Se trata de una zona independiente, que “permite evitar con seguridad el contacto con nuestros trabajadores y ofrece alguna comodidad a estos profesionales de la carretera, que están soportando duras jornadas de trabajo bajo mínimas condiciones”, explican desde Olipes.

La empresa especializada en lubricantes, con el objetivo de mostrar un “agradecimiento a su labor”, entrega a los transportistas un “pack de supervivencia”, compuesto por una bolsa con café, zumo y snacks, así como papel higiénico y varios regalos corporativos.

Todo ello, según la compañía, para expresar su “solidaridad y reconocimiento a su gran aportación en medio de estas difíciles circunstancias, que todos compartimos”.