Una de las partes más importantes de cualquier coche son los neumáticos, dado a que están en constante contacto con la carretera y brindan estabilidad y confiabilidad al conductor. Puede que los neumáticos no estén en tu mente cuando piensas en tu vehículo, pero deberían estarlo, después de todo, los neumáticos son lo que te permiten a ti y a tu coche rodar por la carretera.

Por consiguiente, la compra de neumáticos de alta calidad como los que se encuentran en recambioscoches.es es imprescindible, debido a que además de brindarte un buen funcionamiento del coche también tendrán un tiempo de duración mayor.

No debes nunca subestimar la importancia de los neumáticos ya que entre sus principales funciones se incluyen soportar la carga del coche, transmitir la tracción y las fuerzas de frenado a la superficie del camino, absorber los impactos del trayecto y cambiar y mantener la dirección de desplazamiento. Para garantizar que estas funciones se cumplan adecuadamente, hay algunas cosas importantes que debes inspeccionar regularmente en cada uno de los neumáticos de tu coche, incluida la profundidad de la banda de rodadura, la presión del aire y cualquier daño o signos de deterioro.

Los neumáticos te proporcionan seguridad

Los neumáticos representan seguridad para ti, por lo que siempre debes procurar comprar los adecuados para tu coche y además mantenerlos en buen estado. Si dejas que los neumáticos se deterioren, conllevaría a las siguientes consecuencias:

  • Los neumáticos inflados incorrectamente pueden explotar, lo que puede causar un accidente o una falla en el control de tu coche.
  • Los neumáticos son responsables del rendimiento de tu coche. El motor debajo del capó de un automóvil también es responsable de su rendimiento, pero si un conductor tiene neumáticos defectuosos, no importará lo que haya debajo del capó.
  • Un neumático en mal estado no permite que el coche frene de manera confiable. Cuando un conductor pisa el freno, espera detenerse, sin embargo, a menos que el coche tenga buenos neumáticos, el frenado puede estar lleno de resbalones antes de detenerse por completo.
  • Los conductores que corren el riesgo de conducir con neumáticos en mal estado también corren el riesgo de quedar varados. Si un neumático se revienta porque está deformado, el conductor se quedará en donde eso ocurra.

Razones para mantener en buen estado los neumáticos

  • Eficiencia. Los neumáticos mantienen tu coche en movimiento sin problema, pero si se desgastan de manera desigual o no se equilibran adecuadamente, podrías estar desperdiciando mucho dinero en combustible. Cuando tus neumáticos están deteriorados, hacen que sea más difícil para tu coche mantener un contacto constante con la carretera. Y debido a que el vehículo está trabajando más duro, estará utilizando más combustible.
  • Rendimiento. Cuando tus neumáticos tienen buena banda de rodadura, están equilibrados adecuadamente y se llenan a la presión correcta, puedes sentir la diferencia en la forma en que conduces tu coche. Se siente suave y compuesto. Y cuando tus neumáticos están dañados, es probable que sientas vibraciones, tirones, etc. El trayecto es menos placentero y el rendimiento de tu coche es deficiente. Los neumáticos de tu coche también ayudan a su suspensión, lo que significa que la conducción se sentirá incómodamente accidentada y errática cuando la goma esté desgastada.
  • Tracción. Obtener la máxima tracción de tus neumáticos afecta casi todo lo relacionado con la conducción. Primero, garantizas que tú mantengas el control de tu coche incluso cuando te enfrentes a condiciones difíciles como carreteras nevadas o fangosas. Los neumáticos con la cantidad adecuada de banda de rodadura ayudan a atravesar el agua y la nieve para que tu coche permanezca en tierra mientras conduces. Sin esa banda de rodadura, el neumático solo giraría sobre las superficies mojadas, y podrías enfrentarte a una situación aterradora.