PSA/Opel y Total/Saft han firmado un acuerdo para la creación de Automotive Cells Company (ACC), una joint venture con la que pretenden crear un actor principal mundial de referencia en el desarrollo y la fabricación de baterías para la industria del automóvil que empezará a operar al máximo nivel en 2023.

Yann Vincent ha sido nombrado director general de ACC y se encargará de crear la compañía y desarrollarla. Por su parte, Ghislain Lescuyer será el presidente del Consejo de Administración.

Total/Saft aportará su experiencia en materia de I+D y de industrialización y Groupe PSA su conocimiento del mercado del automóvil y de la fabricación en grandes series. El centro de I+D de Burdeos y la planta piloto de Nersac, en Francia, están ya en fase de arranque para permitir la puesta a punto de nuevas tecnologías de células de iones de litio de alto rendimiento. Después de esta fase inicial de I+D, se prevé que se lance la producción en serie en dos “Gigafactorías”, en Douvrin (Francia) y en Kaiserslautern (Alemania).

Este proyecto tiene los siguientes objetivos:

  • Responder a los retos de la transición energética reduciendo la huella medioambiental de los vehículos a lo largo de toda la cadena de valor, dentro de la voluntad de proponer una movilidad limpia y asequible para los ciudadanos.
  • Producir baterías para vehículos eléctricos de alta tecnología en términos de rendimiento energético, autonomía, tiempo de carga y balance de carbono.
  • Desarrollar la capacidad de producción indispensable para responder al crecimiento de la demanda de vehículos eléctricos en un mercado europeo estimado de 400 GWh de baterías en 2030, es decir, 15 veces superior al mercado actual.
  • Asegurar la independencia industrial europea tanto en el desarrollo, como en la fabricación de baterías con una capacidad de 8 GWh en una primera fase hasta alcanzar, en 2030, una capacidad acumulada de 48 GWh en el conjunto de ambas plantas. Esto corresponderá a la producción de un millón de vehículos eléctricos anuales, lo que equivale a más del 10% del mercado europeo.
  • Posicionarse como actor competitivo principal como proveedor de fabricantes de vehículos eléctricos.

Este proyecto tiene el apoyo financiero de los poderes públicos francés y alemán por un importe de 1.300 millones de euros. Ha sido validado por las instituciones europeas a través del proyecto IPCEI, lo que demuestra su papel estratégico para la transición energética de la movilidad. La inversión total del proyecto superará los 5.000 millones de euros.

En palabras de Carlos Tavares, director ejecutivo de Groupe PSA, “la construcción de un consorcio europeo de la batería que llevábamos tiempo impulsando se ha convertido en realidad. Quiero destacar el compromiso de los equipos de Total/Saft y de PSA/Opel que han permitido concretar el proyecto. Esta nueva etapa se inscribe en nuestra razón de ser: 'ofrecer a los ciudadanos una movilidad limpia, segura y asequible' y dar a Groupe PSA una ventaja competitiva en el contexto de desarrollo de las ventas de vehículos eléctricos. ACC permite que Groupe PSA progrese hacia su neutralidad en carbono”.

Por su parte, Patrick Pouyanné, presidente y director general de Total, ha comentado que “la creación de ACC ilustra el compromiso de Total de responder a los retos del cambio climático y de desarrollarse como un Grupo multi-energía, actor principal de la transición energética, que siga aportando a sus clientes una energía segura, económica y limpia. Queremos aprovechar las reconocidas competencias de nuestra filial SAFT en el apartado de las baterías y la experiencia industrial de nuestro socio PSA para responder al crecimiento de la demanda del vehículo eléctrico en Europa. Animo a todos los equipos que se integrarán en ACC para que conviertan esta aventura en un éxito tecnológico e industrial europeo”.