“Esta crisis nos ha afectado mucho. Somos un centro de formación, y la formación se ha visto paralizada por completo”, nos cuenta Manuel Sánchez, director de CarsMarobe. Así que, en este área, el de la formación, la compañía se ha tenido que reinventar y apostar por al formación online. “La gente se ha dado cuenta de que podía formarse online, que era una opción válida, así que hemos pasado buena parte de nuestra formación habitual a este formato”.

Además, CarsMarobe tiene otro pilar importante: la asistencia técnica. “En este caso, hemos estado trabajando desde el primer momento, ya que ha habido talleres abiertos todo este tiempo. Y nos hemos dado cuenta que los técnicos pueden teletrabajar desde casa con la misma eficacia que aquí. Así que será una solución si no podemos volver a juntarnos tantos en nuestra sede”.

Por otro lado, CarsMarobe también cuenta con taller, que, como reconoce Manolo, “se tuvo que cerrar, aunque hemos estado abiertos a vehículos de emergencia, trabajando poquito al principio. Pero los clientes están respondiendo y el taller está ya trabajando con el 80% de la plantilla y con miras de acabar el mes de mayo ya con el 100% de los trabajadores”.

"Los meses perdidos no los vamos a recuperar. Esto ha servido para ponernos a las personas y las empresas en nuestro sitio, saber dónde lo hemos hecho mal e intentar hacerlo mejor. Nos hemos levantado de muchas circunstancias malas y aquí seguimos luchando, para vosotros. Deseo que todos podáis seguir funcionando, que tengáis la suerte de tener un equipo como el mío", concluye el responsable de CarsMarobe.