A principios de 2018, Schaeffler decidió crear una división específica para la movilidad eléctrica, además de reforzar sus conocimientos en este ámbito mediante una serie de adquisiciones, como la de Elmotec-Statomat a finales de 2018, que añadió nuevos conocimientos sobre la tecnología de bobinado, proporcionando a Schaeffler una cobertura integral de todos los aspectos de la industrialización del motor eléctrico. Otra adquisición fue la de Compact Dynamics en 2016, empresa especializada en el desarrollo de conceptos innovadores de transmisiones eléctricas. Mientras, la empresa conjunta Schaeffler-Paravan Technologies está desarrollando el sistema Space Drive steer-by-wire, una tecnología clave para la conducción autónoma.

Schaeffler suministra tecnologías para todos los sistemas de transmisión eléctrica. La producción en serie de transmisiones de eje eléctrico, un componente clave para los sistemas de eje eléctrico, funciona desde 2017, proporcionando relaciones de transmisión óptimas y transferencia de potencia del motor eléctrico a las ruedas.

Se trata de un componente altamente versátil con una amplia gama de aplicaciones. En el Audi e-tron, por ejemplo, en ambos ejes se utilizan las transmisiones de eje eléctrico de Schaeffler, con diferentes ejecuciones estructurales, para la capacidad de tracción a las cuatro ruedas. Y el Porsche Taycan está equipado con una transmisión coaxial de eje eléctrico de alta eficacia de Schaeffler para proporcionar la relación de transmisión que se requiere en el eje frontal. En 2020, la transmisión coaxial de eje eléctrico le valió a Schaeffler el premio PACE Award. Asimismo, Schaeffler se ha asegurado numerosos pedidos de sus “ejes eléctricos 3 en 1”, que combinan el motor eléctrico, la transmisión y la electrónica de potencia en un solo sistema. Se trata de ejes eléctricos de alto rendimiento con una densidad de potencia avanzada.

E Achsgetriebe schaefflerEste año se iniciará la producción en serie de módulos híbridos, transmisiones híbridas y ejes totalmente eléctricos. La base de la producción de motores eléctricos de Schaeffler es una plataforma modular de tecnología altamente integrada. Los conocimientos de la compañía en las áreas de producción y tecnología de todos los componentes de los sistemas eléctricos es la clave de la industrialización de productos tecnológicamente avanzados y altamente rentables.

Junto con una serie de pedidos de producción en serie de motores eléctricos en el sector de los turismos, Schaeffler ha entrado en el segmento de las aplicaciones pesadas para vehículos comerciales con un pedido de producción en serie de motores eléctricos que se caracterizan por la tecnología de bobinado ondulado, una tecnología que proporciona una alta densidad de potencia y ventajas durante el ensamblaje.

Cabe recordar, por otro lado, que Schaeffler ha recibido un pedido récord de transmisiones híbridas dedicadas. A partir de 2024, suministrará una unidad propulsora completa compuesta por dos motores eléctricos y una electrónica de potencia integrada en la transmisión. La potencia nominal del sistema de 120 kW ofrece un rendimiento propio de un coche deportivo con bajo consumo de combustible.