La sede central de Schaeffler en Herzogenaurach (Alemania) acogerá próximamente un complejo de laboratorios centralizados que, con una inversión de alrededor de 80 millones de euros, abarcará unos 15.000 metros cuadrados de superficie y albergará 15 laboratorios y más de 360 empleados. Las nuevas instalaciones del laboratorio centralizarán y consolidarán las principales competencias y capacidades del Grupo Schaeffler en áreas tecnológicas clave, como los sistemas de medición, ensayo y calibración, la investigación y el diseño de materiales, la electroquímica y la optimización de la vida útil, la resistencia y la fiabilidad de los productos.

El complejo, que podría estar terminado en 2023, también albergará un nuevo laboratorio de electrónica. El objetivo de la empresa al consolidar todas estas actividades bajo un mismo techo es mejorar la transferencia de conocimientos y tecnología entre sus divisiones y aumentar el desempeño mediante el uso compartido de recursos.

“La idea del nuevo complejo central de laboratorios es poner a disposición las tecnologías clave de manera integrada y transversal para que podamos, por ejemplo, desarrollar productos para una movilidad y unos ecosistemas energéticos sostenibles y neutros en las emisiones de carbono”, explica Uwe Wagner, Chief Research & Development Officer de Schaeffler AG. “Para desarrollar soluciones para megatendencias como la neutralidad en emisiones de carbono, nuevos conceptos de movilidad o la automatización, tenemos que impulsar también nuestra capacidad para desarrollar rápidamente nuestras competencias básicas en una amplia gama de disciplinas, desde la tecnología de materiales y superficies hasta la electroquímica, la electrónica y la digitalización”.

Schaeffler también pretende que el nuevo complejo sea accesible para los clientes externos, de forma que estos planes incluyen un laboratorio y un área de presentación para la digitalización y el uso de la inteligencia artificial. Según Andreas Schick, Chief Operating Officer, “se trata de áreas de crecimiento en las que, desde la fase de investigación básica, tenemos que tener en cuenta el producto final o la aplicación, así como la producción a escala comercial, para mantenernos por delante de nuestros competidores mundiales. En particular, nuestras tecnologías de simulación digital son fundamentales para ello”.

Además de sus capacidades de I+D, el complejo central de laboratorios de Herzogenaurach establecerá nuevos estándares en materia de climatización de los laboratorios y eliminación de las vibraciones, por lo que será ideal para los sistemas de medición de alta resolución y otras tecnologías altamente sensibles. El edificio, cuya ocupación está programada para principios de 2024, se construirá de acuerdo con los últimos estándares de sostenibilidad y funcionará como un edificio ecológico ('Green Building') de acuerdo con la “norma de oro” de la Sociedad Alemana para la Construcción Sostenible (DGNB, por sus siglas en alemán).

La nueva instalación es una parte importante de la estrategia de la Hoja de Ruta 2025, que detalla cómo el Grupo Schaeffler reforzará de manera sostenible su futuro y su posición competitiva. “El complejo central de laboratorios garantizará puestos de trabajo de alta tecnología en áreas clave de crecimiento”, concluye Klaus Rosenfeld, CEO de Schaeffler. “También añadirá valor a Herzogenaurach y a la región circundante ante los clientes y los empleados, y subraya nuestro compromiso con Alemania como ubicación de negocios”.