La familia de motores eléctricos de Schaeffler, que será presentada en la IAA de Frankfurt, está diseñada para ser eficiente y tener una buena relación precio/rendimiento, con aplicaciones que van desde módulos híbridos y transmisiones híbridas dedicadas (DHTs) hasta motores eléctricos para transmisiones de ejes eléctricos. Los rangos de tensión van de 48 a 800 V y los niveles de potencia de 15 a más de 300 kW son posibles. La producción en serie para una serie de proyectos de clientes en todo el mundo comenzará en 2021.

Para alcanzar la autonomía completa en la industrialización de los motores eléctricos, Schaeffler adquirió a finales de 2018 la compañía especializada en estatores Elmotec Statomat. Schaeffler aúna así su experiencia en componentes mecánicos, procesos de fabricación y tecnologías de bobinado, junto con el conocimiento de todos los sistemas del vehículo.

IAA Schaeffler motores electricos 2

Una muestra de la capacidad tecnológica de Schaeffler es la familia de motores eléctricos para módulos híbridos P2. Debido a su diseño, este tipo de motores funciona a la misma velocidad que el motor de combustión interna, y cuentan con una longitud axial mínima y el sistema de embrague integrado dentro del rotor. Gracia a soluciones como el bobinado de un sólo diente, es posible lograr un espacio de instalación muy pequeño. Schaeffler dispone tanto de motores de 48 V como de alta tensión, con potencias que van desde los 15 a los 120 kW.

En los módulos híbrido en seco, el estator se enfría activamente mediante una camisa de refrigeración, mientras que en los sistemas con embrague húmedo, el aceite disponible también se puede utilizar para reducir la temperatura del motor eléctrico, lo que conduce a una disipación de calor significativamente mejor y, por lo tanto, a una mayor eficiencia. Sin embargo, como el mejor tipo de pérdida de potencia es el que nunca ocurre en primer lugar, los motores están optimizados para una alta eficiencia de todas las condiciones de uso.

Dependiendo del concepto de diseño, lo mismo puede aplicarse a los motores eléctricos en transmisiones híbridas dedicadas. En estas transmisiones se dispone de más espacio de instalación axial para los motores eléctricos, que giran más rápido. Los niveles de salida en este caso van desde los 80 a los 140 kW. Dependiendo del modo de funcionamiento de la transmisión y de la cadena cinemática, estos motores pueden trabajar junto con el motor de combustión interna como motores o generadores, y sus características de eficiencia se optimizan de acuerdo con el perfil de utilización.

IAA Schaeffler motores electricos 3

En las aplicaciones para híbridos enchufables, el comportamiento acústico se convierte en un factor clave, algo que es posible solucionar con innovadoras tecnologías, como el bobinado de onda de barra, creado por Schaeffler y optimizado por los expertos de Elmotec Statomat. Como resultado, se ha desarrollado un propulsor que, con una longitud axial total de sólo 137 mm, proporciona una potencia de 125 kW y un par de 310 Nm.

La oferta se completa con una gama de motores eléctricos para el accionamiento de ejes eléctricos. Cubren las gamas de alta tensión 2 (400 V) y 3 (800 V), con potencias de entre 100 kW y 300 kW. Si el diseño del sistema lo permite, estos motores están configurados para altas velocidades máximas de hasta 20.000 rpm, aprovechando al máximo las ventajas del bobinado de onda de barra. El elevado número de ranuras del estator hace que la temperatura descienda de forma efectiva y conduce a un campo giratorio con un bajo número de armónicos. Esto se traduce en dos ventajas, según la compañía: una alta densidad de potencia y un excelente nivel de eficiencia.