Los híbridos P0 tienen un motor eléctrico en la transmisión por correa, además del motor de combustión. Conocida como tecnología híbrida suave de 48 voltios, juega un papel clave en la transformación del sistema auxiliar, que pasa de ser un consumidor de energía a un suministrador de energía. En estos vehículos, el motor de arranque y alternador son reemplazados por un generador de alternador por correa, llamado BAS. En la interacción con una batería de 48 voltios, el vehículo puede "avanzar" con el motor de combustión completamente apagado, ahorrando así hasta un 7% de las emisiones de CO2. En aceleración, el generador del alternador por correa BAS también puede aumentar el par.

Gracias a su experiencia en primer equipo, Schaeffler ya ofrece al mercado del recambio componentes de chasis para más del 85% de todos los vehículos híbridos, una cobertura casi idéntica a la que ofrece para vehículos de combustión tradicionales.

Para el sistema auxiliar, la compañía cuenta con soluciones de mantenimiento para más de la mitad de todos los turismos híbridos: para el sistema de motor, el kit de distribución INA para el Audi A3 Sportback 1.4 TFSI e-tron, Volkswagen Golf VII 1.4 GTE Híbrido, y Volvo D5 y D6 Híbrido. Y para la reparación del chasis, el FAG WheelSet se instala en el Renault Scénic 4, con asistencia híbrida de 1,5 dCi, y en el BMW X5 y X6 Híbrido.

Imagen48v shaeffler

En un futuro próximo, los talleres deberán prepararse para un periodo de transición, ya que el cambio a la e-movilidad no tendrá lugar de un día para otro. "Vemos la incorporación de un motor eléctrico a la tecnología de los vehículos como una evolución. Los procesos de diagnóstico y reparación podrían cambiar, pero no hay duda de que los talleres independientes podrán reparar vehículos híbridos y eléctricos. Lo importante es que acepten los cambios en el mercado e inviertan en tecnologías futuras y formación", señala Rouven Daniel, vicepresidente de Sistemas de Transmisión y Responsable de la movilidad eléctrica en Schaeffler Automotive Aftermarket.

El mercado de recambios para híbridos y eléctricos existe desde hace más de cinco años. Para ambos tipos de vehículos, Schaeffler ve la cuota de mercado relevante por debajo del 5% a nivel mundial en los próximos años, con un creciente parque automovilístico global al mismo tiempo. El escenario "30-40-30" de Schaeffler sustenta esto y predice un 30% de vehículos totalmente eléctricos, un 40% híbridos y un 30% de motores de combustión tradicionales para 2030. Según Rouven Daniel, “no se espera una revolución para los próximos años, sino más bien una evolución”.