SEAT ha presentado su estrategia eléctrica que, hasta principios de 2021, incluirá seis modelos eléctricos e híbridos enchufables. La versión eléctrica del Mii y el-Born serán los dos primeros modelos 100% eléctricos de la marca, mientras que la nueva generación del León y el Tarraco contarán con una versión híbrida enchufable. Por su parte, el Cupra León y el Cupra Formentor también dispondrán de una variante híbrida enchufable.

Además, y por primera vez en la historia de la compañía, SEAT desarrollará una nueva plataforma de vehículos en colaboración con la marca Volkswagen. Se trata de una versión más pequeña de la Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica (MEB) sobre la que se fabricarán diferentes vehículos de alrededor de cuatro metros de distintas marcas, entre ellas SEAT. La nueva plataforma tiene como objetivo desarrollar vehículos eléctricos asequibles, con un precio de entrada por debajo de los 20.000 euros. Más de 300 de ingenieros altamente cualificados participarán en este proyecto en España.

Durante la presentación anual de resultados, el CEO de la compañía, Luca de Meo, ha afirmado que“SEAT tiene ahora un rol más claro en el Grupo Volkswagen y, gracias a los resultados obtenidos, hemos obtenido la asignación de la nueva plataforma de vehículos eléctricos”. La ofensiva eléctrica que ha presentado SEAT va más allá de los nuevos modelos y engloba también la estrategia de micromovilidad que liderará para el Grupo Volkswagen. El recién presentado 'concept car' Minimó forma parte de esta estrategia y el patinete eléctrico SEAT eXS son una muestra de las soluciones de movilidad urbana que plantea la compañía.

SEAT 2

Por otro lado, cabe destacar que SEAT obtuvo en 2018 los mejores resultados de su historia. El beneficio después de impuestos creció hasta los 294 millones de euros, un 4,6% más que un año antes (281). Por su parte, el beneficio operativo aumentó un 93,2% y se situó en 223 millones de euros (2017: 116) y el volumen de negocio alcanzó los 9.991 millones de euros, un 4,6% más que el resultado de 2017 (9.552). En los últimos cinco años, la facturación de SEAT ha crecido un 33%.

Por su parte, las entregas se elevaron hasta el nivel más alto en las casi siete décadas de historia de SEAT y, con 517.600 vehículos vendidos (un 10,5% más que en 2017), situaron a SEAT como la marca que más creció en Europa en el último año. Dentro del apartado de las inversiones, sólo en 2018, la compañía destinó 1.223 millones de euros, un 27,1% más (2017: 962) a inversiones y gastos en I+D, la mayor cifra en su historia. De este volumen, 656 millones de euros se destinaron íntegramente a I+D, un 41,4% más que el pasado año (2017:464).

En 2018, SEAT exportó el 80% de su volumen de negocio y se consolidó como la principal empresa industrial exportadora de España, con alrededor de un 3% de la cifra total de exportaciones del país. El objetivo para los próximos años es incrementar la globalización de la compañía. En este sentido, está desarrollando una estrategia de crecimiento en el norte de África, donde lidera el proyecto del Grupo Volkswagen de ensamblaje de vehículos en Argelia y aspira a incrementar su presencia en la región a medio plazo. Latinoamérica también es un área potencial de expansión para la marca y prevé iniciar la actividad en Chile en el segundo semestre de 2019 y reforzar la presencia en Colombia. En China, SEAT forma parte de la joint venture JAC Volkswagen y se está preparando para entrar en el primer mercado mundial del automóvil.