BMW y Shell llegaron recientemente a un acuerdo para que esta última firma sea proveedor oficial del fabricante bávaro de automóviles y motocicletas. Resaltar que BMW cuenta con plantas de ensamblaje en 13 países, 28 instalaciones de producción y una red global de ventas que abarca más de 140 países.

 

Marck Gainsborough, vicepresidente ejecutivo de Shell Lubricantes, expuso sentirse honrados deconvertirnos en el proveedor recomendado por el Grupo BMW. "Es un reconocimiento a los beneficios, excelencia y tecnología de punta de Shell de parte de una de las principales marcas en la producción de vehículos y motocicletas".

A partir de ahora, Shell fabricará y abastecerá los lubricantes para motores BMW. Se trata de productos que cumplen con las más altas especificaciones para los propulsores del fabricante alemán, además de una excelente plataforma para que Shell dé a conocer la tecnología PurePlus, con la que ha logrado una revolución en la forma en que se formulan los lubricantes para motor.

"Este acuerdo reúne a dos de las marcas líderes en automovilismo en una asociación global. Ambas empresas tienen un compromiso muy fuerte con los productos y servicios de primera calidad", agregó seguidamente Gainsborough.