Gabriel Leal, director general de Signus, nos explica que, en la declaración del Estado de Alarma, la recogida, gestión y tratamiento de residuos es considerada actividad esencial, así que la entidad ha seguido estableciendo recogidas a petición de aquellos talleres que lo requieran, aquellos que seguían dando servicio a transportistas, policía, ambulancias, etc. “Sí ha habido algunos cambios, como que nos tenían que llamar con algo más de tiempo y que la recogida se realiza siguiendo las estrictas normas de seguridad actuales. Así las cosas, ha descendido la actividad y la recogida, pero hemos estado atendiendo 200 peticiones diarias”.

Del mismo modo, las empresas que trituran y granulan han continuado su actividad, con menos plantilla y menos turnos. “Esperemos que el sector se reactive. En ello influirán varios factores, como el aumento de revisiones en los vehículos y de sustitución de neumáticos deformados por estar tanto tiempo parados. También se espera un mayor uso del vehículo privado. En Signus trabajamos coordinadamente con el sector, confiamos en que todos unidos alcancemos la normalidad. Porque una conclusión que nos deja todo esto es que siempre hay que estar preparado para todo”, apostilla Leal.