Solera pone su conocimiento al servicio de la posventa para proporcionar un análisis a medida y personalizado sobre el impacto del Covid-19 en los ingresos del negocio de los concesionarios. A partir de datos propios, y a través de una serie de gráficas, podrán comparar las estimaciones con las que inicialmente contaba para el presente ejercicio 2020 con las nuevas previsiones, así como con el cierre de 2019.

Esta comparativa se aplicará en partidas estratégicas para la posventa de un concesionario como son las entradas a taller, la facturación total así como disgregada en las áreas de mecánica, carrocería y recambios. También podrá conocer el promedio de kilometraje de los vehículos, una variable clave pues determina los mantenimientos preventivos y correctivos.

Con estos informes, Solera quiere ofrecer “información veraz y muy concreta para la toma de decisiones en un momento de incertidumbre, en el que la actividad de la posventa se reduce a servicios mínimos y la movilidad ha caído hasta un 70%, según la DGT”.

Esta iniciativa se enmarca en el plan de acompañamiento de negocio puesto en marcha por Solera con el objetivo de estar cerca de talleres, peritos y aseguradoras, desarrollando iniciativas “que ayuden a todo el mercado a volver más fuertes y preparados”. En este sentido, la compañía ha diseñado un programa de formación online gratuita a los talleres para elaborar presupuestos ajustados de mecánica y carrocería y conocer los baremos de pintura de Cesvimap y Centro Zaragoza, por el que ya han pasado más de mil inscritos (40% mujeres) y habrá nuevas sesiones en mayo.