TAB Spain culminó el 2017 con un positivo balance marcado por un incremento del 12% en sus tres ramas de baterías: arranque, tracción y estacionaria. Pero la compañía inicia el año con un ambicioso plan de crecimiento estimado en un 20% para 2018, tras los óptimos resultados alcanzados en el ejercicio anterior.

“Nuestra estrategia siempre ha consistido en primar calidad frente a precio y hemos trabajado duro para trasmitir esa filosofía. Esto ha permitido que, pese a que el escenario no era el más indicado, hayamos conseguido consolidar clientes”, apuntaba Joan Alcaraz, director general de TAB Spain, durante la presentación en Madrid del nuevo Plan de Formación 2018/2019 de la empresa, del que se beneficiarán cerca de 2.000 profesionales en un máximo de 100 formaciones.

El encuentro con los medios de comunicación también sirvió para dar a conocer un drástico cambio de imagen en las etiquetas de las baterías de la marca TAB, que se caracteriza por un estilo más neutro y profesional que aporta sobriedad al diseño. Bajo el lema “Mucho más que baterías”, la imagen corporativa pretende integrar cualidades como innovación, experiencia, garantía y formación.

Asimismo, las nuevas etiquetas incluyen, además del voltaje, capacidad y potencia de arranque, más información técnica como el amperaje de reserva de carga o la resistencia a las vibraciones, entre otros. De esta manera, desde TAB Batteries se anticipan al cumplimiento de la nueva normativa europea 50342-6, que entrará en vigor el próximo mes de noviembre.

Con todas estas novedades, el principal propósito de TAB es, según Joan Alcaraz, “situar a la compañía en el lugar que se merece y obtener un reconocimiento a nivel de marca que se corresponda con el que la empresa tiene en cuanto a volumen de mercado”.