Desde el 29 de enero se limita a 90 km/h la velocidad máxima en carreteras secundarias. Para difundirlo, la DGT ha creado cuatro vídeos y el hashtag #MejorMásDespacio. El objetivo está claro: relacionar velocidad con siniestralidad. Sin embargo, la prensa especializada y asociaciones de automovilistas no están nada de acuerdo. Para ellos, se ha ido “a lo fácil”, en lugar de invertir en la conservación y mejora de las carreteras. O en estudiar las verdaderas causas de los accidentes, como el alcohol o las distracciones.

Además de solventar los problemas estructurales, también falta fomentar el mantenimiento del envejecido parque automovilístico español. Por ello, Tallerator quiere dirigirse a los talleres para resaltar el enorme papel que juegan en todo esto. …Y que organismos y políticos parecen ignorar. Tallerator lo deja claro: “la apuesta por la ecología (esto ya es imparable) y la seguridad debe hacerse también a través de un tema tan importante como es el del mantenimiento del vehículo”.

El equipo de Tallerator opina que los talleres mecánicos de confianza deben ser auténticos influencers. Deben ser prescriptores para sus clientes (conductores) y transmitir un mensaje claro y sencillo. En primer lugar: visitar el taller no es un “calvario” ni un sablazo a los bolsillos. Es una apuesta segura para ahorrar evitando averías de gravedad y una forma efectiva de rodar con mayor seguridad. Y en segundo lugar, también es un aspecto fundamental para una conducción eficiente, ecológica.

Tallerator añade que “los mecánicos influencers deben explicar la importancia de llevar los neumáticos en buen estado; que no cuesta nada revisar los líquidos y otros elementos básicos regularmente; y pueden difundir mensajes que están de plena actualidad, como el de reducir las emisiones. Objetivos que se consiguen a través del trabajo de los profesionales, realizando los cambios de los elementos mecánicos correspondientes dentro del kilometraje recomendado, asesorando sobre productos y transmitiendo prevención con cercanía y confianza”.