Tenneco recientemente impartió un curso de formación dirigido a profesionales que revisan los vehículos en los centros de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de ATISAE.

Un total de 20 inspectores pertenecientes a 10 estaciones de ITV de la zona centro recibieron formación actualizada sobre la importancia del buen mantenimiento de los sistemas de suspensión del vehículo para mejorar la seguridad del mismo, así como sobre los filtros de partículas diésel (DPF) y catalizadores para tratar el control de las emisiones contaminantes de los automóviles.

 

ATISAE es un grupo empresarial dedicado a la verificación del cumplimiento de los Reglamentos emanados de las Administraciones Públicas en materia de Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV), entre otras cuestiones.

Al grupo pertenecen un total de 34 centros de ITV en toda España, de los cuales han participado 10 en la formación y está previsto que se amplíe a los centros de la provincia de Burgos de cara al otoño.

Como experto en sistemas de suspensión con su firma Monroe, uno de los objetivos del curso impartido por Tenneco era incidir en la importancia de realizar revisiones exhaustivas de los amortiguadores porque es uno de los recambios que afectan directamente a la seguridad del coche y a la seguridad vial. Sin duda, unos amortiguadores desgastados pueden, entre otras cosas, reducir la capacidad del vehículo a la hora de evitar un accidente.

Desde los centros ITV se realizan las revisiones para que los vehículos circulen en óptimas condiciones de seguridad, de ahí la importancia de formar a los profesionales que en ellos trabajan.

Además, esta formación llega en un momento oportuno, al darse dos circunstancias simultáneas que guardan relación: una es el cada vez más envejecido parque de vehículos español y, la otra, el elevado número de desplazamientos que se dan en esta época del año con motivo de las diversas operaciones salida de vacaciones.

Por otro lado, el curso puso de relieve el tema de las emisiones contaminantes a la hora de revisar un vehículo. Tenneco, como especialista en sistemas de control de emisiones, cuenta con los filtros de partículas diésel (DPF) original de su marca Walker, que eliminan las partículas en suspensión emitidas por los motores diesel y un menor número de motores de gasolina.

Este sistema combina el catalizador y el filtro de partículas diésel en una pieza ligera y fácil de instalar, ofreciendo una eficacia de filtración del 95% o más. Se trata por tanto de un sistema que ayuda a resolver de forma rápida y eficaz los problemas de emisiones de numerosos modelos de vehículos.

Durante la formación, los 20 profesionales recibieron fichas plastificadas de inspección visual con imágenes integradas para ir más allá de las típicas averías de manchas o pérdidas de aceite y poder llevar a cabo una revisión más exhaustiva de ambos sistemas (suspensión y contaminación).