Tesla ha anunciado que empezará a ofrecer seguros a sus clientes en el Estado de California (Estados Unidos), de momento. Aunque en principio colaborará con la aseguradora Markee, el fabricante de coches eléctricos ha declarado que dará los pasos necesarios para convertirse en una "aseguradora de pleno derecho y en el futuro asumirá todas las responsabilidades", informa Expansión.

El consejero delegado de la compañía, Elon Musk, ya había manifestado en varias ocasiones sus quejas por las primas que se pagaban para asegurar los coches Tesla, con precios que pueden oscilar entre los 38.000 y los 80.000 dólares (entre 34.436 y 72.497 euros). En abril Musk anunció que Tesla lanzaría su propio servicio de seguros en mayo, además de dar a entender que el acceso de la compañía a los datos recopilados por los propios vehículos daría a la compañía una ventaja competitiva en los precios frente a las compañías aseguradoras.

Tesla aseguró que, para evaluar los riesgos, la compañía había utilizado datos anónimos de su flota de vehículos, pero en ningún caso había recurrido a información concreta de los conductores. En un comunicado, el fabricante asegura que el proyecto "está diseñado para ofrecer a los propietarios de Tesla un 20% de descuento y, en algunos casos, hasta un 30%". "La rebaja en el precio refleja la seguridad de los vehículos de Tesla y las herramientas de asistencia de los conductores", añaden desde la empresa.

State National, filial de Markel, será la aseguradora de referencia de las pólizas de Tesla. Aunque de momento Tesla sólo cuenta con la aprobación de los reguladores para ofrecer seguros en California, State National está autorizada para vender pólizas en los 50 Estados de Estados Unidos. Según Markel, en su alianza con Tesla, la compañía cubrirá todos los riesgos que asuma.