Toyota introduce su nuevo diseño de marca en Europa con una versión revisada de su logotipo y su tipografía, que se utiliza en todas las comunicaciones y se adapta a todos los soportes, tanto físicos como digitales. La nueva identidad visual se basa en la simplificación y ha ido tomando forma en torno a cuatro principios esenciales: “visión de futuro, integración total en dispositivos móviles, sensación más premium y gran coherencia entre todas las unidades de negocio y submarcas”.

El nuevo logotipo de Toyota condensa el emblema en un sencillo diseño bidimensional, sin la palabra Toyota, puesto que el emblema en sí es ya muy reconocible en toda Europa. Según el fabriante, “el diseño comunica sencillez, transparencia y modernidad, y se adapta al espacio digital, aunque resulta igualmente efectivo en el mundo físico”.

El nuevo logotipo se aplicará a todos los soportes de comunicación, mientras que el actual seguirá utilizándose en los vehículos. La actual señalización de concesionario seguirá igual, siendo revisada en el contexto de la Estrategia de la Red de Concesionarios de Toyota 2025.

La nueva identidad visual va acompañada de una nueva tipografía a medida, Toyota Type, que sirve tanto para entornos digitales como físicos, para hacer posible una relación abierta e interactiva con los clientes. Supone un paso más en su inmersión en el mundo digital, a medida que Toyota expande su distribución online en Europa.

Además, el nuevo logotipo aporta “una mayor claridad y coherencia” entre las distintas áreas de negocio de Toyota en Europa, como también lo hacen ciertos cambios de nombre. Es el caso de Toyota Insurance Management, que ahora será Toyota Insurance Services, con la ampliación de su actividad a raíz del crecimiento de los servicios conectados y los nuevos productos de movilidad. Toyota Insurances Services es el nombre de la marca, no la entidad legal, que sigue siendo Toyota Insurance Management.