Johnson Controls ha dado a conocer en el marco de Automechanika Frankfurt los resultados actuales del Programa de comprobación de baterías VARTA, una iniciativa lanzada en 2015 en una selección de países europeos que asiste a los talleres en la detección de fallos de la batería antes de que ocurran. De acuerdo a estas cifras, de los más de 33.000 vehículos revisados, casi el 25% tenían la batería en mal estado y ésta tuvo que ser sustituida de inmediato.

Johnson Controls también ha estudiado la evolución del mercado de reparación de automóviles del modelo de negocio “hazlo tú mismo” al modelo “hazlo por mí”. Los resultados indican que el 85% de los conductores de turismos buscan asistencia con el mantenimiento de su coche en un taller y que ocho de cada diez confían en las recomendaciones de sus mecánicos.

“Comprobar el estado de carga de la batería debería pasar a formar parte del servicio rutinario de los talleres”, explica Florence Bailleul, vicepresident y general manager Aftermarket EMEA, mientras que Joseph Walicki, vicepresidente y presidente de Johnson Controls Power Solutions, destaca que la compañía quiere ser pionera en ayudar a los talleres a mantener e, incluso, aumentar esas cifras a medida que la nueva tecnología, como los vehículos Start-Stop con baterías AGM, comience a penetrar en el mercado de sustitución.

En este sentido, la empresa calcula que, para 2020, el 75% de todos los vehículos nuevos de Europa incorporarán la tecnología Start-Stop, donde son esenciales las baterías más avanzadas. Cuando el motor está apagado, el sistema eléctrico del vehículo utiliza la energía de estas baterías para mantener funcionando la radio, los faros, la calefacción, etc. Además, los sistemas de asistencia a la conducción, control de estabilidad y frenado automático necesitan más energía, por lo que la batería es fundamental para los trenes motrices avanzados.

“Johnson Controls está mejorando el nivel de servicio de los talleres facilitándoles guías de instalación de baterías y una adecuada formación en sustitución de baterías”, afirma Bailleul. “Si los talleres optan por especializarse en baterías, pueden ofrecer ventajas adicionales a sus clientes y contar con una ventaja competitiva en un mercado en transformación”.