El Grupo Volkswagen hará que el suministro de baterías para sus vehículos eléctricos ID.3 e ID.4 sea más sostenible y compatible con el medio ambiente. En la planta de Zwickau, se ha puesto en marcha el último eslabón de una cadena logística verde que va de Polonia a la planta de Sajonia, pasando por Brunswick. Se trata de un sistema plenamente automatizado para descargar las baterías de los trenes que llegan. El sistema reducirá las emisiones de dióxido de carbono en casi 11.000 toneladas al año, lo que se corresponde con las emisiones de un pueblo de tamaño medio con cerca de 1.000 habitantes.

Reinhard de Vries, responsable de Tecnología y Logística del Comité Ejecutivo de Volkswagen Sachsen, destaca que “Zwickau es el centro de competencia en materia de movilidad eléctrica de Europa dentro del Grupo Volkswagen. El ID.3 y el ID.4 se producen aquí con un balance neutro en carbono. El suministro de baterías compatible con el medio ambiente es un elemento clave en el camino hacia una fábrica libre de emisiones en el marco de la estrategia de sostenibilidad multimarca 'goTOzero'. Vamos por el buen camino: desde 2017, hemos sido capaces de reducir las emisiones de CO2 en nuestra planta de Zwickau en un 60% (más de 100.000 toneladas anuales)”.

volkswagen sistema logistico verde baterias id3 id4 2

Para entregar baterías a Zwickau, los módulos de celdas se recogen por tren en la planta del proveedor, en Wroclaw (Polonia), con DB Cargo, y se envían primero a la planta de Volkswagen Group Components en Brunswick. Para el transporte por tren en Alemania, se utiliza energía 100% ecológica. En Brunswick, las celdas se descargan de forma totalmente automatizada y se ensamblan para producir sistemas de baterías. A continuación, éstas se cargan en trenes de forma automatizada y se envían a Zwickau. Una vez allí, también se emplea energía de fuentes renovables. Para la última milla entre la estación de carga y descarga de Harvesse y la fábrica de Brunswick, los contenedores de carga se montan encima de camiones eléctricos, ya que el sistema de vías de Brunswick todavía no se extiende hasta el punto de ensamblaje.

Para el cargamento, los expertos en logística del Grupo Volkswagen han desarrollado unos contenedores especiales que pueden usarse tanto para los módulos de las celdas como para los sistemas una vez ensamblados. Están diseñados para sacar el mayor partido posible de los pesos y volúmenes permitidos por los vagones utilizados. Actualmente, cinco trenes viajan entre Brunswick y Zwickau cada semana. En el futuro, el número de viajes se incrementará.

El alto grado de automatización de los sistemas de carga y descarga en Zwickau y Brunswick es un prerrequisito esencial para el ensamblaje eficiente de baterías en las plantas alemanas. Los componentes clave de los sistemas de Brunswick y Zwickau son los vagones de carga, que tienen un peso en vacío de 25 toneladas. Viajan sobre vías dedicadas junto a los trenes, y cargan y descargan automáticamente en cinco horas los contenedores especiales con módulos de batería o sistemas de baterías de los vagones de tren.