olkswagen está exhibiendo estos días en la feria CES de Las Vegas (Estados Unidos) el innovador prototipo BUDD-e, basado en la Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica (MEB) y que supone el siguiente gran paso para los vehículos eléctricos.

El presidente del Comité Ejecutivo de la marca Volkswagen, Herbert Diess, señaló en este sentido que el fabricante alemán mantiene su rumbo enfocado hacia la innovación. El estreno mundial del BUDD-e muestra el siguiente paso hacia la movilidad del futuro: su propulsión eléctrica de nueva generación permite una autonomía de conducción de hasta 533 kilómetros (NEDC).

“Estamos desarrollando prototipos completamente nuevos y únicos, diseñados especialmente para la movilidad eléctrica de larga distancia”, recalcó Diess. El BUDD-e es una interpretación moderna del primer bus de Volkswagen. Uno de sus aspectos destacados es el ciclo de carga, ya que en solo 30 minutos es posible cargar la batería hasta el 80% de su capacidad.

Volkswagen también presenta en Las Vegas el e-Golf Touch, basado en el modelo de producción. Mediante su sistema de infoentretenimiento de última generación, el e-Golf Touch refleja una de las tendencias clave en conectividad para el futuro cercano.

El e-Golf Touch no solo cuenta con el innovador control por gestos, sino que también incluye una versión todavía más desarrollada de la Plataforma Modular de Infoentretenimiento (MIB) con una pantalla de 9,2 pulgadas. Esta pantalla táctil fusiona los mundos operativos de los smartphones y los automóviles.

El futuro asimismo estará caracterizado por la conducción automatizada. “Será parte de nuestra vida diaria y va a cambiar la movilidad por completo. Volkswagen tiene muchas ideas sobre cómo usar estas tecnologías de vanguardia y acercarlas a nuestros clientes”, manifestó Diess.