En el sector de “Movilidad/transporte como servicio”, ZF está desarrollando nuevos productos de movilidad como el e.GO People Mover. Este minibús de alimentación eléctrica, que estará equipado con funciones de conducción autónoma en el futuro, saldrá a las calles en las primeras flotas de prueba en Aachen y Friedrichshafen en el tercer trimestre. Hace pocas semanas, ZF también anunció la participación mayoritaria en 2getthere, un proveedor holandés de sistemas de transporte eléctrico autónomo para pasajeros. Los vehículos de conducción automatizada de 2getthere ya han transportado a más de 14 millones de pasajeros en varias ciudades, puertos y aeropuertos.

Además de las nuevas soluciones de movilidad, ZF también sigue desarrollando sus productos ya establecidos como la transmisión automática de 8 velocidades para turismo, principalmente mediante electrificación. Esta semana, ZF firmó un contrato para abastecer a BMW la transmisión automática mejorada de 8 velocidades, que incluye una variante híbrida. El contrato de largo plazo representa el pedido más grande de transmisiones automáticas en la historia de la compañía, lo que confirma la importancia de la tecnología híbrida para el futuro de la movilidad individual.

En términos de electrificación, la tracción central eléctrica de ZF para turismos también entrará en producción con un fabricante de vehículos este año. En ese mismo sentido, hay una demanda sostenida de eje pórtico eléctrico para los autobuses urbanos, obteniendo ZF varios pedidos nuevos de fabricantes de autobuses. Otro paso importante para ZF es la adquisición prevista de WABCO, proveedor mundial de sistemas de control de frenado, tecnologías y servicios para mejorar la seguridad, la eficiencia y la interconexión de camiones, autobuses y remolques.

Por otro lado, ZF ha presentado un sistema operativo dual, que se adapta a varios modelos organizativos y de velocidad. Como parte de este proceso, la ex División de Tecnología de Seguridad Activa y Pasiva ahora se dividirá en tres divisiones: Sistemas de Seguridad Pasivos, Sistemas de Seguridad Activos y Sistemas Avanzados de Asistencia al Conductor (ADAS). A estas se añadirán centros de proyecto y sistema para impulsar los temas interdivisionales como conducción automatizada o electromovilidad.

Con un resultado de 36.900 millones de euros, ZF superó sus ventas proyectadas de 36.500 millones euros para 2018. En comparación con 2017, las ventas aumentaron 1,3% en términos nominales. Ajustadas por los efectos del tipo de cambio, y las actividades de fusiones y adquisiciones, las ventas crecieron orgánicamente en torno al 6% y sobresalieron en el mercado. En concreto, las Divisiones de Tecnología de Vehículos Industriales (+12%) y Tecnología Industrial (+13%) registraron un crecimiento en las ventas orgánicas superior al promedio.

El EBIT ajustado de 2.100 millones de euros (2.300 millones el año anterior) se vio sustancialmente afectado por el aumento en el gasto en concepto de I+D, aumento en los precios de los materiales, efectos adversos del tipo de cambio y un entorno de mercado debilitado. El margen de EBIT ajustado fue del 5,6%, mientras que el flujo de efectivo disponible ajustado de las adquisiciones corporativas y ventas fue de 900 millones de euros.

ZF ha seguido reduciendo las obligaciones incurridas derivadas de la adquisición de TRW, reduciendo la deuda bruta en 1.400 millones de euros, por un total de 5.000 millones euros, para seguir fortaleciendo la independencia financiera de la compañía. Según Konstantin Sauer, director financiero de ZF, “con un capital propio del 28%, ZF exhibe una base económica sólida”. A finales de 2017, el capital propio era de solo 24%.

Las incertidumbres constantes en el desarrollo político y económico de muchos países, así como los nuevos marcos regulatorios en cuanto a la legislación de emisiones continúa creando un entorno tenso y desafiante en todo el mundo. Considerando el desarrollo esperado del mercado y suponiendo tipos de cambio constantes, ZF espera ventas del Grupo en torno a 37.000 y 38.000 millones de euros en 2019. ZF apunta a un margen de EBIT ajustado entre el 5% y el 5,5%, así como un flujo de efectivo disponible ajustado por adquisiciones corporativas y ventas en torno a 1.000 millones de euros.