La división de tecnología de seguridad activa y pasiva de ZF TRW, exponen desde la revista portuguesa Turbo Oficina, ha desarrollado un nuevo airbag central para ayudar a los fabricantes de vehículos a mejorar la protección de impactos laterales.

Integrado en la sección interior del respaldo del asiento, tiene como objetivo proteger la cabeza, los hombros y el torso de los ocupantes delanteros.

 

Para ello, forma un cojín entre el conductor y el pasajero delantero, ayudando a mantener a los ocupantes en su lugar, lo que reduce el impacto y minimiza el riesgo de interacción entre el conductor y el pasajero o componentes estructurales dentro del vehículo.

El módulo de airbag central está equipado con un inflador híbrido y puede buscar la tecnología de bolsa de tela cosidas o cojines. Por otra parte, se puede adaptar a los requisitos específicos del vehículo.

Según ZF TRW, Euro NCAP está evaluando nuevos protocolos para la prueba de impacto lateral, que se utilizará a partir de 2018. Afirma, en este sentido, que su solución "puede ayudar a satisfacer estas necesidades futuras".