Los limpiaparabrisas no son un mero adorno cuando llueve o caen los primeros copos de nieve. Según Aema-ITV, es necesario ponerlos a punto antes de que llegue la primavera.

  • ¿Cuánto duran? Por norma general, un año o un año y medio. Siempre se aconseja cambiarlos antes de que llegue el invierno.
  • ¿Cómo saber que están mal? Las escobillas no son ajenas al paso del tiempo. Las temperaturas pueden afectar al caucho, dejando a su paso estrías sobre la luna o zonas que siguen quedando sucias. También pueden producir ruido al quedarse seco o dañar la luna en su barrido. Es aconsejable limpiar los cristales para que no se acumule la suciedad.
  • ¿Es necesario líquido limpiador? Sí, porque sin líquido es como fregar el suelo sin agua. Pero no todo vale. Se puede pedir consejo sobre el mejor producto (los venden en el mercado) y cuidado con la cal del agua.
  • ¿Y si hay hielo? Si hay hielo, no echar nunca agua caliente porque puede agrietarlos. Existen aerosoles especiales para hielo.
  • ¿Protegemos el coche? Se puede proteger el coche de estos cambios de temperatura. En invierno que duerma en garaje y en verano se puede buscar una buena sombra.
  • ¿Y la escobilla trasera? Son válidos todos los consejos de los limpias delanteros.
  • ¿Y en la ITV? En la inspección técnica de vehículos puede ser defecto grave la inexistencia de los limpia y/o lavaparabrisas, que no funcionen, que no haya escobillas o éstas estén defectuosas.