Los amortiguadores son un componente tan vital como el sistema de dirección, los neumáticos y los frenos de tu coche, los cuales no funcionan correctamente cuando se conduce con amortiguadores gastados. Igualmente, los amortiguadores son esenciales en la suspensión del coche para controlar el movimiento, pero también permiten a los ingenieros ajustar la conducción para mayor comodidad y manejo.

Los resortes soportan el peso del coche y rebotan para absorber energía cuando golpeas un bache. Pero si continúan rebotando, será difícil de controlar el coche. Ahí es donde entran los amortiguadores delanteros y amortiguadores traseros: disipan la energía del resorte, lo que hace que el viaje sea suave.

También se aseguran de que los neumáticos permanezcan en la carretera, en lugar de rebotar también.

Los amortiguadores son básicamente tubos llenos de aceite. Cuando el automóvil rebota sobre un bache, un pistón interno viaja dentro del cilindro. Presiona el aceite en una cámara secundaria a través de puertos que restringen su flujo, lo que ralentiza el movimiento del pistón.

La energía cinética del resorte se disipa a través del aceite en forma de calor, manteniendo el vehículo nivelado al reducir la tendencia del resorte de rebotar hacia arriba y hacia abajo.

¿Con qué frecuencia se cambian los amortiguadores?

¿Cuándo cambiar los amortiguadores? Al saber cuándo reemplazarlos, puedes evitar la ansiedad de un viaje con baches y, adicionalmente, problemas mecánicos en tu coche en el futuro.

Pero además de tener conocimiento de cuándo deben ser reemplazados los amortiguadores del coche, también debes tener en cuenta la calidad de los recambios. Por ello opta por comprarlos en sitios confiables como DAPARTO donde encontrarás los mejores amortiguadores, por lo que tendrás la certeza de que vas a pagar por calidad. Además de la excelente calidad, también son amortiguadores baratos. Por ende, es una tienda online que resulta una opción excelente para los recambios de tu coche.

Entonces, ¿cada cuántos kilómetros se cambian los amortiguadores? Los amortiguadores, a diferencia de otras partes del coche, no tienen una fecha de vencimiento ni un kilometraje establecidos. Dependiendo de la cantidad y las condiciones en las que conduzcas, la duración amortiguadores puede ir mucho más allá del estándar de 80.000 km. Los siguientes son indicadores de que los amortiguadores deben ser reemplazados:

  • Trayecto con baches. Cuando los amortiguadores se acercan al final de su vida útil, el viaje en el coche se volverá accidentado. De hecho, a medida que esto empeora, sentirás casi todos los defectos o imperfecciones en el camino.
  • Problemas de frenado. Los amortiguadores defectuosos o ineficaces permiten que la parte delantera de tu coche se "hunda" o "agache" cuando se aplican los frenos. La tensión adicional en los frenos puede causar una distancia de frenado más larga del 20% o más.
  • Problemas de dirección. Los amortiguadores ayudan a estabilizar tu coche manteniendo el equilibrio y el centro de gravedad. Cuando fallan, es posible que sientas que tu coche se balancea, se inclina o se levanta al girar a diferentes velocidades y grados.

Pasos para cambiar los amortiguadores

¿Cómo saber si los amortiguadores están en mal estado? El coche tiende a rebotar demasiado debido al desgaste de los amortiguadores. Por lo general, se desgastan lentamente, por lo que tu comodidad de conducción se degradará con el tiempo y el kilometraje. Si tu coche rebota más de una o dos veces por golpes y caídas, es hora de reemplazar los amortiguadores y para ello debes seguir los siguientes pasos:

  1. Calzar las ruedas. Coloca calzos y bloques para las ruedas delante y detrás de al menos un neumático en el extremo opuesto al que estás trabajando en el coche.
  2. Levantar el coche. Levanta el vehículo desde los puntos de elevación apropiados.
  3. Colocar los soportes del gato. Coloca los soportes del gato en una ubicación sólida del chasis para sostener el vehículo. Una vez colocado, baja lentamente el coche sobre los soportes.
  4. Retirar el perno superior del amortiguador. Quitar primero el perno del amortiguador superior facilita el deslizamiento del amortiguador desde la parte inferior.
  5. Retirar el perno inferior del amortiguador. Al haber quitado primero el perno superior, ahora puedes bajar el amortiguador de la parte inferior del coche. De lo contrario, se saldría si quitas el perno inferior antes que el superior.
  6. Instalar el amortiguador nuevo. Desde debajo del coche, empuja la parte superior del amortiguador en su soporte superior. Pídele a un amigo que te ayude a asegurar el perno de amortiguación en el soporte superior mientras lo empujas hacia arriba.
  7. Instalar el perno inferior del amortiguador. Una vez que hayas alineado el amortiguador con el montaje de la suspensión, fija el perno del amortiguador inferior.