Los sistemas de frenado automático son sólo uno de los muchos sistemas avanzados de asistencia al conductor que ayudan a reducir los posibles accidentes. Estos sistemas usan sensores y controles de freno para ayudar a prevenir accidentes a altas velocidades. ¿Cómo pueden los talleres adaptarse al futuro de la tecnología de frenado automático?, se preguntan desde Iberisa.

Los talleres de reparación y los técnicos deben planificar un futuro con menos reparaciones provenientes de choques traseros. Los vehículos del futuro requerirán diferentes tecnologías y herramientas de reparación, por lo que, según un artículo de Iberisa, los mecánicos necesitarán un conjunto de habilidades adicionales, incluidas los conocimientos de diagnóstico y electrónica de vehículos, para realizar las reparaciones necesarias.

Actualmente, el frenado automático es una característica estándar en aproximadamente el 10% de todos los vehículos nuevos y está disponible como opcional en otro 50%. Aunque en Europa todavía no se ha puesto una fecha, en Estados Unidos el frenado automático será obligatorio en 2022, aunque la mayoría de fabricantes de automóviles se ha comprometido a tenerlo para 2018. Esto representará aproximadamente el 99% de todas las ventas de vehículos en el país.

Los sistemas de frenado automático a menudo usan sensores para identificar los objetos a los que se acerca el vehículo. Estos sensores, ubicados principalmente en el paragolpes delantero y el parabrisas, incluyen variedades de radar, cámara, infrarrojo y ultrasónica.

Controlar el sistema de frenado automático y todos los sensores relacionados es crítico después de un choque. No se debe sacar el vehículo del taller de reparación sin reparar los daños en los sistemas y sensores. Además de realizar el cambio, hay que recalibrar los sistemas dañados para que funcionen correctamente.

El uso de dispositivos para realizar pruebas de diagnóstico previas y posteriores a la reparación ayudarán a los mecánicos en la identificación de cualquier código de problemas de diagnóstico (DTC) antes de que se inicie el proceso de reparación. Después de reparar el vehículo y volver a calibrar todo, se debe realizar una exploración posterior. Un vehículo no se repara completamente hasta que todos los DTC se borren y se verifiquen como reparados. Para esto los equipos de diagnosis serán fundamentales en las reparaciones.