Neumáticos, frenos y amortiguadores, el llamado "triángulo de seguridad" de los vehículos, son los tres elementos más importantes de seguridad y de su buen estado y correcto mantenimiento depende una conducción segura.

Desde Confortauto Hankook Masters creen fundamental tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Neumáticos. Son el único punto de contacto con la carretera y su adherencia se reduce con lluvia, nieve o hielo. Deben estar en perfecto estado y con una profundidad mínima de 1,6 mm pero se recomienda cambiarlos a los 3 mm, ya que a menor profundidad la distancia de frenado se multiplica. La presión debe de ser la correcta -si es demasiado baja cierra los canales de drenaje- y deben estar bien alineados para una mejor direccionalidad.
  2. Amortiguadores. Mantienen la estabilidad. Desgastados afectan a la estabilidad, aumentan la distancia de frenado y es más difícil mantener la trayectoria del coche, que se agrava con el firme mojado.
  3. Frenos. Es muy importante que estén en perfecto estado para responder con precisión en condiciones adversas climáticas. Se debe vigilar tanto los discos, como pastillas y el nivel del líquido.