ContiTech utiliza su experiencia en la construcción ligera para conquistar otras áreas de aplicación en metálico. Así, por primera vez el especialista en cojinetes de Hannover ha desarrollado una viga de transmisión de fibra de vidrio reforzada de poliamida BASF Ultramid para el eje trasero, que se utiliza en el Mercedes-Benz Clase S.

 

La nueva variante es aproximadamente un 25% más ligera respecto a otras versiones de aluminio fundido a presión. "La nueva viga de transmisión del eje trasero es un hito en el uso de poliamidas en el chasis y tiene el potencial para establecer una nueva tendencia en la industria automotriz", asegura Kai Frühauf, jefe de la unidad de negocio ContiTech Vibration Control.

Recalcar que la viga de transmisión del eje trasero de ContiTech se utiliza en los modelos de Mercedes-Benz con todas las ruedas motrices, con la excepción de la gama AMG. El componente cuenta con una resistencia óptima, un buen rendimiento NVH y una alta protección contra choques.

"Una precisión absoluta es la que ofrece el diseño y producción de la viga transversal de transmisión para el eje trasero, particularmente en términos de fuerza y precisión dimensional del componente", enfatiza Diethard Schneider, jefe de construcción ligera pre-desarrollo en ContiTech Vibration Control.

En palabras del dirigente, el hecho de que los proveedores de primera calidad se encuentran entre los precursores demuestra la confianza que los ingenieros tienen hoy en día en el cumplimiento de nuestros componentes de poliamida para motores y chasis.