Delphi anunció la expansión de su solución de reparación para unidades de inyección electrónica diésel Global E3 (EUI), destinada a aplicaciones pesadas y de alto rendimiento.

Con servicio de reparación en más de 48 inyectores, cuyo lanzamiento está previsto este año, los inyectores E3 de Delphi son adaptables a una amplia gama de aplicaciones dentro y fuera de la carretera, véase en Volvo, Mack, Hyundai, Renault y Nissan.

La expansión de este producto proporcionará a la red de reparación autorizada de Delphi la oportunidad de ofrecer servicios potenciales para más de siete millones de inyectores.

Actualmente, la firma posee una red de más de 100 talleres de reparación autorizados que cumplen con  los estándares exigidos y que han sido aprobados para llevar a cabo las reparaciones de las unidades de inyección electrónica diésel  E3 (E3 Diesel EUI). Los talleres tienen la capacidad para probar y reparar más de 24 inyectores E3 y se prevé el lanzamiento de muchos más este año.

Gracias a su capacidad de diagnóstico, prueba y reparación, los técnicos pueden hacer tests integrales en la presión de inyección, abastecimiento de combustible y accionador de tiempo para recalibrar el inyector.

Asimismo, Delphi proporciona a su red todos los elementos necesarios para realizar una reparación efectiva, que incluye equipamiento de pruebas, banco de diagnóstico, herramientas, formación, planes de prueba, piezas de recambio, manuales y notas informativas de marketing relativas a listas de componentes.